Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | pandemia | relaciones sexuales | Sexo

La realidad sexual y afectiva entre las personas tras la pandemia

Una vez que termine la pandemia por coronavirus será muy personal también la forma en que cada persona viva sus resultados a nivel mental. Pero lo cierto es que, así como casi todo está cambiando, es probable que las relaciones sexo-afectivas no vuelvan a ser las mismas.

¿Qué sucederá con las relaciones interpersonales una vez que termine la pandemia y se viva en la llamada ‘nueva normalidad? ¿Se podrá dar un beso o tener relaciones sexuales con alguien a quien recién se está conociendo? Y es que si bien todos están viviendo la pandemia de formas distintas, una vez que termine la crisis sanitaria será muy personal también la forma en que cada persona viva sus resultados a nivel mental. Pero lo cierto es que, así como casi todo está cambiando, es altamente probable que las relaciones sexo-afectivas no vuelvan a ser las mismas.

Ahora que la nueva normalidad comienza a verse más cercana, cabe preguntarse qué panorama se le presenta al sexo y a las relaciones afectivas en general, en un mundo donde va a prevalecer la distancia social y en el que las medidas higiénicas son tan necesarias.

“Entre mis pacientes he visto un aumento en el uso de aplicaciones de citas o personas que están teniendo citas online o por teléfono. Esta pandemia, en cierto sentido, le quita la liviandad al encuentro sexual o a prácticas como besos o caricias, porque hay un riesgo de exponerte al contagio”, señalaba en una entrevista a un medio extranjero la psicóloga magíster en afectividad y sexualidad, Francisca Burgos, quien daba a entender cómo la pandemia había modificado la forma de relacionarse unos con otros.

Te puede interesar: Coronasutra: El sexo seguro en época de COVID-19

En este sentido, la experta señalaba que más que chatear o escribirse, las personas buscan mayor cercanía con sus citas virtuales o con quienes están conociendo, por lo que las llamadas telefónicas o por video han ido ganando terreno. “Esta es una oportunidad para conocerse y generar una relación emocional antes de ir a lo sexual”, aseguraba Burgos.

“Sí hay gente que se está arriesgando y saliendo para encontrarse, pero he visto que muchos antes evalúan su comportamiento en la pandemia y qué riesgos de contagio representan”.

Asimismo, el medio español El País publicó un especial donde distintos expertos hablaban de cómo la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 iba a cambiar al mundo en diferentes ámbitos. La directora de estudios de la Escuela de altos estudios de Ciencias Sociales en París y profesora de Sociología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Eva Illouz, escribió sobre cómo las relaciones más estables se iban a volver tendencia después de la crisis.

Te puede interesar: Sexo: Siete razones para ponerlo en práctica

La profesional daba cuentas cómo el confinamiento mostró una división entre quienes viven solas y quienes cuentan con una persona importante para interactuar. “De repente, estar soltero no era un estilo de vida, sino un decreto impuesto a las personas obligadas a vivir la falta de relaciones sexuales y calor humano. Seguramente esta experiencia de aislamiento obligatorio y lo que ello entraña (el celibato forzoso) hará que aumente el número de personas que quieran establecer vínculos estables y con sentido”.

“Muchos jóvenes que viven solos se han dado cuenta de la importancia de tener una pareja y un vínculo estable”, agrega Francisca Burgos. Varios que antes pensaban que era mejor tener distintas parejas y vivir una soltería que traía grandes satisfacciones ahora se ven ante la urgencia de entablar vínculos. “Piensan que quizás una relación de pareja les podría entregar esa contención y cariño que les hace falta”, analizaba la profesional.

FUENTE: elsol.com.ar
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario