Nacionales | Hernán Lacunza | FMI | Fondo Monetario Internacional | Deuda | macrismo | Cambiemos | Mauricio Macri | Alberto Fernández | Argentina | inflación | Macri | Pobreza | Lacunza

Lacunza desmintió la versión del macrismo

El balance económico realizado por la gestión Macri reconoce que en 4 años la deuda pública creció unos 74 mil millones de dólares, y el 83% del crédito del FMI se usó pagar deudas del propio gobierno.

A dos semanas de que Alberto Fernández asuma como nuevo presidente, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, presentó un balance económico de los cuatro años de gestión de Mauricio Macri.

Junto a su equipo integrado por los secretarios de Política Económica, Sebastián Katz; de Finanzas, Santiago Bausili; Milagros Gismondi, subsecretaria de Hacienda y Rodrigo Pena, secretario de Hacienda, Lacunza presentó un informe de 15 páginas en las que abordó la evolución de la actividad económica; inflación y desempleo; pobreza y distribución del ingreso; resultado fiscal; gasto público; presión impositiva, federalismo fiscal; deuda pública; relación con el FMI y organismos internacionales; equilibrio externo y sistema financiero.

Allí, Lacunza admitió que el 83% del crédito stand by otorgado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el mayor de su historia, se utilizó para pagar los compromisos de la deuda tomada por el propio gobierno de Cambiemos en sus primeros tres años de gestión.

De esta manera Lacunza desmintió la versión que pretende instalar el macrismo, según la cual el voraz endeudamiento de la gestión de Cambiemos se debió a la necesidad de hacer frente a los compromisos asumidos por el gobierno anterior.

De los 42.382 millones de dólares girados por el FMI a la Argentina, se usaron 35.344 millones (83% del total) para cancelar servicios de la deuda pública en moneda extranjera. Además, para servicios de deuda en moneda nacional fueron necesarios 6.072 millones de dólares (14%).

El balance también señala que entre diciembre de 2015 y 2019 la deuda pública creció 74 mil millones de dólares.

De acuerdo con la explicación oficial, la deuda actual "es el resultado de la inercia del déficit del pasado". Sin embargo, en Hacienda no se mostraron alarmados por estos niveles. Para Lacunza se trata de un problema "de liquidez más que de solvencia".

"Los resultados de la actividad económica en este periodo han sido inferiores a los esperados", reconoció Lacunza en el arranque de su presentación. En la misma línea, señaló que "hubo contracción en tres de los cuatro años" de gobierno.

Dejá tu comentario