Actualidad |

Las claves de la segunda cita, ¡Toma nota!. 12 de diciembre de 2014 (Derf)

Si estás aquí es porque muy probablemente la primera cita fue un éxito, y  ahora, ¿qué? Nosotras te ayudamos a superar el segundo encuentro con un 10 y tener al hombre de tus sueños loco por ti.

Muchas veces no conocemos a la otra persona hasta que no han pasado varios encuentros, pero la segunda cita es crucial, ya que es en este momento cuando las dos personas llegan o no llegan a “un acuerdo emocional”.
Lo más importante para predecir cómo irá la segunda cita es tener claro cómo acabó la primera. ¿Hubo beso? ¿Te miraba fijamente a los ojos y mostró gestos de cariño? Te presentamos las claves del segundo encuentro para que salga de película:
Las claves de la segunda cita. ¡Toma nota!%
Sé optimista. Ten claro que él está interesado en ti y querrá conocerte más a fondo. Está claro que hay un interés mutuo, si no ninguno de los dos hubiera aceptado verse otra vez.
¡Adiós nervios! A diferencia de la primera cita, en la segunda ambas partes están más relajadas. Aún así es normal estar nerviosa, porque todo depende del segundo encuentro y de lo que el futuro os depara.
Aún es pronto para hablar de ciertos detalles. Nos encontramos ante la segunda carta de presentación y, a pesar de que nos sintamos cómodas con él, no hay que olvidar que revelar ciertos detalles de nuestra vida personal puede hacerle cambiar de opinión respecto a nosotras. Sé cuidadosa con los detalles, pero demuestra confianza en él. ¡Todo está en juego!
Cuida tu look. Si ya quedó impresionado antes, haz que se acuerde de cómo ibas no en la primera, si no en la segunda cita. Tu imagen y cómo te vean los demás es muy importante, ¡así que opta por un conjunto sofisticado pero desenfadado para ganarte su atención!
Ve a por él. Ten los objetivos claros: si estás interesada, hazlo saber. No te escondas, a no ser que él se sienta incómodo contigo. Las citas se basan en la complicidad y los juegos con el otro.
Sexo, ¿Sí o No? Al final del encuentro, si las cosas van bien, quizá te invita a su casa para hacer una última copa y algo más. Piénsatelo bien: ¿Crees que podría funcionar la relación? Tú decides.
 

Dejá tu comentario