Actualidad | Encuestas | Tendencia | solos y solas

Las consecuencias de comer solo

Diferentes estudios relacionan la alimentación en solitario con problemas de salud.

¿Comer solo es bueno? La ciencia responde el interrogante. Según expertos, comer a solas a veces tiene su encanto pero si la práctica se repite en el tiempo, puede llegar a ser perjudicial para la salud.

Según estudios publicadas en las revistas científicas Age Aging (2015), European Journal of Clinical Nutrition (2014) y Obesity Research & Clinical Practice (2018), respectivamente, alimentarse de manera solitaria podría estar relacionada con problemas como depresión, bloqueo del suministro de sangre al corazón, obesidad y síndrome metabólico: una combinación de enfermedades como la diabetes y la presión arterial alta.

En tanto, un análisis publicado en mayo de 2018, devenido de encuestas a 8.000 adultos realizada por Oxford Economics y el Centro Nacional de Investigación Social para Sainsbury’s del Reino Unido, sugiere que comer solo tiene un vínculo más fuerte con ser infeliz que cualquier otro factor, excepto la enfermedad mental.

Por su parte, Luz Marina Arboleda, nutricionista de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Antioquia sostiene que “la alimentación se está desestructurando”. Hay una evidente tendencia a comer solos y “esto se debe, en parte, a aspectos sociales característicos de esta época y a la publicidad”.

Esto no es necesariamente dañino, dice la experta, pero “si debido a sus ocupaciones, una persona debe comer sola, es probable que se decida de forma apresurada por lo primero que encuentre y esto, por lo general, es una decisión de productos como pastelería, bebidas azucaradas o sánduches, los cuales no siempre contienen todos los nutrientes que un individuo necesita”

En el mismo sentido, Arboleda explica que “comer solo porque no hay otra opción: fuiste abandonado como adulto mayor o simplemente no tienes con quién comer, sí podría generar consecuencias difíciles para la salud”.

Katherine Hanna, de la Universidad Tecnológica de Queenslanden Australia, le dijo al periódico inglés The Guardian, que “es difícil separar el impacto de comer solo sobre las consecuencias físicas, y en particular psicológicas, debido a la asociación entre comer solo y otros factores que afectan la salud física y mental, como la soledad, vivir solo y los factores socioeconómicos”.

Dejá tu comentario