Santa Fe | Cliba | CTA | Municipalidad de Santa Fe | Desocupación | Santa Fe | Recreo | Santo Tomé | Monte Vera | Empleo | Industria | Medio ambiente | Pobreza | Cambio Climático

Las cooperativas de trabajadores deberían tomar el servicio de Cliba según la CTA

En un comunicado la central de los trabajadores hace reseña la oportunidad que genera el anuncio de Cliba sobre su salida de la prestación del servicio de recolección de residuos.

El anuncio de la empresa Cliba sobre la anulación del contrato con la Municipalidad de Santa Fe para la prestación del servicio de recolección de residuos generó un cimbronazo en la ciudad.

Sucede que Cliba es una de las dos grandes prestadoras de ese servicio público que para 2019 tuvo un presupuesto de más de 900 millones de pesos.

En ese marco que genera la salida de Cliba, la CTA de los Trabajadores Santa Fe emitió un comunicado junto a la Cooperativa de Trabajo Higiene Urbana Limitada perteneciente al Frente Barrial de la Central para pedir que las cooperativas de la región tengan prioridad en el futuro esquema que diseñe la ciudad para la recolección de residuos y también pidieron ser convocados para discutir propuestas de intervención.

La CTA y la cooperativa argumentan que, según datos del Consejo Municipal, en el año 2019 la ciudad de Santa Fe abonó 930 millones de pesos.

El servicio consiste en retirar las bolsas de basura de la calle y volcarlas en el relleno sanitario. Diariamente ingresan 80 camiones al relleno, provenientes de Santa Fe, Santo Tomé, Recreo y Monte Vera.

Del total de residuos, aseguran la CTA y la cooperativa, el 50% es orgánico compostable. El 50% restante está compuesto por orgánicos no compostables, inorgánicos reciclables e inorgánicos no reciclables.

La propuesta de las cooperativas

En el comunicado expresan que "es posible plantear días para recoger compostables y no reciclables, recolectados por cooperativas que cubran toda la ciudad, y días de recoger reciclables con recolección a cargo de cooperativas en zonas definidas".

Además, aseguran que la actividad compone "una verdadera industria que puede aportar a la ciudad energías alternativas, abonos orgánicos, ahorrar recursos para realizar inversiones, reciclar materiales, movilizar nuevas cadenas de valor".

En ese sentido proponen crear plantas recicladoras zonales que sumadas a las actividades antes mencionadas "generarían empleos en forma intensiva tan necesarios en una ciudad con uno de los índices de pobreza y desocupación más altos del país".

"Los recicladores urbanos, a pesar de su gigantesco aporte a la sustentabilidad de las ciudades, han sido invisibilizados, perseguidos y condenados a una situación de informalidad laboral. Sin embargo, en casi todo el mundo este sector está siendo reivindicado por su capacidad de producir un verdadero cambio para mejorar el bienestar del medio ambiente, mitigando los efectos del cambio climático y aportando a la calidad de vida en las ciudades. América Latina, y en particular nuestra ciudad, tienen un larguísimo camino para recorrer en este sentido", se agrega en el escrito.

Por último concluye: "Como Central de Trabajadores nos ponemos a disposición de las organizaciones sindicales afectadas, para que sin perjuicio de nuestro planteo estructural, no quede ni un solo trabajador de la empresa Cliba sin empleo".

FUENTE: UNO

Dejá tu comentario