Opinión | Andrés Battistella | Bolivia | Evo Morales | Mauricio Macri | Jorge Faurie | gobierno nacional | Cambiemos | Juntos Por el Cambio | C5SF | Macri

Las cosas como son, Macri: Golpe de Estado en Bolivia

Es una vergüenza que el Gobierno de Macri y el canciller Jorge Faurie diga que esto no es un Golpe de Estado. Habla de una sobreideologización en torno a temas que son muy sensibles. Si le pasaba a Sebastián Piñera, lo dirían sin titubear.

Dicen que, como las Fuerzas Armadas no tomaron formalmente el poder, no podemos estar hablando... De lo que es: un Golpe de Estado. De un Presidente cuyo hogar fue saqueado, de militantes y funcionarios del MAS prácticamente linchados, familiares de los mismos amenazados de muerte, el Ejército pidiendo por conferencia de prensa la renuncia de Evo, policías contra el Ejecutivo. ¿Esto no es un Golpe de Estado? ¿Entonces qué es?

Insisto: es una vergüenza que el Gobierno de Macri y el canciller Jorge Faurie diga que esto no es un Golpe de Estado. Habla de una sobreideologización en torno a temas que son muy sensibles. Estamos hablando, nada más y nada menos, que de la defensa de la democracia.

Evo Morales tenía mandato hasta enero de 2020. Este Gobierno se ha llenado la boca hablando de instituciones, República, democracia y otras cuestiones que parece pasarse por cualquier lado cuando sucede algo con alguien que no piensa como ellos. Porque si Sebastián Piñera en Chile hubiese sufrido lo que Evo Morales el fin de semana pasado, no me cabe ninguna duda que estarían denunciando sin titubear un Golpe de Estado.

Pero Evo Morales “no me gusta” y “fue por la reelección, se quiso eternizar en el poder”, etcétera. Entonces, para el Gobierno estaría bien por ejemplo que este personaje que se llama Luis Camacho -y que muchos estamos recién conociendo- entre al Palacio Quemado a poner una Biblia o que se queme una whipala.

Hasta la UCR y algún dirigente del PRO han salido a decir que esto es un golpe a las instituciones de la democracia. Lo que está haciendo el Gobierno, con Macri y Faurie a la cabeza, es una vergüenza, no hay otra manera de denominarlo.

Mirá el video.

Andrés Battistella

redaccion@derf.com.ar

Dejá tu comentario