Economía |

Las redes de pago podrían cobrar una comisión a los clientes por las operaciones en efectivo. 10 de Enero de 2019 (Minuto Uno)

Para fomentar el uso del débito para el pago de servicio y reducir los costos generados por el uso de servicio, los bancos le cobran actualmente una comisión de entre 0,5% y 1% por recibir depósitos en efectivo de estas empresas.
Las redes de pago buscan trasladar los costos generados por las operaciones a los consumidores con el cobro de una comisión. De esta manera, se busca la utilización de otros medios, como el pago electrónico de servicios.
 
Servicios como Rapipago y Pago Fácil recaudan alrededor de $90 mil millones de pagos y servicios. El dinero debe ser depositado en un banco para luego ser tranferido a las 4000 compañías adheridas a su servicio.
 
La enorme cantidad de billetes en circulación generan un problema en el sistema ya que las entidades bancarias ya no cuentan con espacio para recibir más efectivo, asegura el diario La Nación.
 
De cada operación realizada por las redes de pago, los bancos cobran una comisión de entre 0,5% y 1% por recibir el depósito. Ese porcentaje es el mismo que reciben las empresas de cobranzas por parte de los clientes.
 
Las redes de pago buscan ahora que ese gasto por los depósitos sea absorbido por los clientes en caso que las compañías de servicios adheridas al servicio no quieran hacerlo.

Dejá tu comentario