Actualidad |

Las vacaciones son un buen momento para conversar de sexo con los hijos adolescentes.01 de Enero de 2009 (minuto uno)

¿Cuáles son los temores de los padres frente a las primeras vacaciones de los hijos con sus amigos? Más tiempo libre, menos presencia familiar, más salidas nocturnas, enamoramientos de verano, ¿y el sexo? Esperamos tu comentario Durante las vacaciones aparecen los conflictos cuando los hijos adolescentes manifiestan sus ganas de ir de vacaciones con amigos/as por primera vez. Los padres se muestran desconcertados y tienen temores frente a los permisos que se deben dar… o no. Me voy sola/o de vacaciones Las vacaciones pueden ser una oportunidad para que la familia se reúna en un ambiente de distensión y diversión, sin estar bajo las presiones del día a día que impone la rutina laboral, el colegio y las actividades cotidianas. Pero además de descansar y relajarse, este aparece como un buen momento para que los padres se encuentren con sus hijos en espacios de juegos, recreación y, sobre todo, de dialogo sincero y ameno. Una posibilidad se presenta cuando los hijos, entrados en la adolescencia, manifiestan su deseo de pasar las vacaciones con sus pares. Para estos últimos, éste suele ser un momento de dudas y dificultades para decidir qué autorizar y qué no. Uno de los temores que surgen son los peligros a los que los jóvenes se pueden exponer tanto en la calle como en los vínculos con otros/as. Las salidas nocturnas, el alcohol y las primeras relaciones sexuales están entre las preocupaciones más frecuentes. “Los padres deben saber a dónde van sus hijos, con quiénes están y qué hacen. Sin necesidad de trasformarse en investigadores privados, será el diálogo con sus hijos lo que proveerá a los jóvenes de las herramientas necesarias para cuidarse solos”, comenta la Lic. Andrea Gómez, psicóloga del Celsam, y alerta: “Lamentablemente este diálogo que abre y desarrolla el tema del cuidado y de la sexualidad a veces llega demasiado tarde”. En este sentido es que las vacaciones aparecen como un momento indicado para el dialogo. Los jóvenes conocerán gente nueva y los adolescentes se enamorarán con mucha intensidad, pero en relaciones que suelen durar poco tiempo. Y, junto a este enamoramiento surgirá la posibilidad de tener la primera relación sexual. “Esta situación es normal y sana pero para que resulte enriquecedora es muy importante que no deje secuelas poco felices, como el contagio de una infección de transmisión sexual y/o un embarazo no planificado. Para prevenir, el miedo y el silencio no son buenos consejeros”, dice la Dra. Karina Iza, ginecóloga del Celsam. La última investigación presentada por el Celsam este año mostró que sólo un tercio de los padres entrevistados reconoce que hablan de temas relacionados con la sexualidad con sus hijos y que, en general, son las madres quienes hablan tanto con las hijas mujeres como con los varones (La sexualidad adolescente en las conversaciones familiares”. Semana de Prevención del Embarazo Adolescente, 2008. CELSAM). Los padres no saben cómo hablar de sexualidad con sus hijos ya que ellos tampoco han tenido un diálogo con sus propios padres. Por otro lado, también se evidenció que subyace la fantasía de que hablar sobre sexualidad es una manera de estimular y dar permisos. “En el mundo se ha demostrado que la educación sexual formal, temprana e integral, preserva y posterga el inicio sexual de los adolescentes - explica la Dra. Karina Iza, ginecóloga del Celsam-. El conocimiento sobre los métodos anticonceptivos y la prevención de infecciones de transmisión sexual debe darse antes del inicio sexual, para que los jóvenes tengan tiempo de incorporar este conocimiento y plantear sus dudas”. Según datos estadísticos del Celsam, el 62% de las mujeres argentinas se inician sexualmente durante la adolescencia; el 11% lo hace antes de los 15 años y el 51%, entre los 16 y 19 años. En tanto que el 80% de los adolescentes no utiliza un método anticonceptivo en la primera relación sexual (Encuesta Latinoamericana Celsam 2001-2007). ¿Si los padres no hablan, entonces quién lo hace? Pasaron dos años desde que se promulgó la ley 26.150 de Educación Sexual Integral y, una vez más, ha finalizado otro ciclo lectivo y el programa de educación sexual en las escuelas sigue ausente. Los jóvenes aun no reciben la información adecuada de parte de las instituciones educativas, a lo que se le agrega el poco diálogo en sus hogares. En el estudio realizado por Celsam se identificaron tres grupos de familias de acuerdo a la manera de abordar el tema de la sexualidad con sus hijos. Sólo un tercio de los padres dialoga con cierta frecuencia, propiciando así un diálogo respetuoso y distendido. “Otro tercio sólo alerta sobre los peligros, llevando así un mensaje represor y temeroso sobre el ejercicio de la sexualidad”, manifiesta la Dra. Alicia Figueroa, ginecóloga del Celsam. Y, por último, el tercer grupo de padres excluye el tema del diálogo familiar, esperando, ilusoriamente, que surjan otros interlocutores y que sus hijos aprendan solos. Ante el silencio en sus hogares, los adolescentes recurren a interlocutores muy poco confiables como ser sus propios amigos, las páginas de Internet, las revistas y la televisión. Muy pocas veces reciben información científicamente correcta. “Cuando los jóvenes sienten que sus preguntas incomodan o enojan a sus padres dejan de hablar en sus casa y quedan expuestos a otros discursos que suelen estar teñidos de tabúes, mitos y falsos conceptos”, explica la Lic. Andrea Gómez. Transmitimos nuestro apoyo y experiencia El Centro Latinoamericano Salud y Mujer (CELSAM) es una asociación civil cuyo objetivo es contribuir a mejorar la salud de la mujer a través de información, orientación y educación. Celsam quiere hacer llegar a los padres y a los jóvenes su apoyo y sugerencias, avaladas por años de experiencia en asistencia, asesoramiento e investigación en sexualidad, para que juntos puedan abrir y compartir un canal de diálogo enriquecedor y respetuoso con respecto a la sexualidad. Si este diálogo no se dio antes de las vacaciones, pueden ser éstas el motivo para iniciarlo. Todas las personas tienen derecho a recibir información, educación y asistencia para así poder tomar decisiones informadas con los recaudos necesarios para que la experiencia de la sexualidad resulte enriquecedora, placentera y satisfactoria. Los padres son las figuras primordiales para sus hijos y esto debe ser aprovechado para establecer un vínculo de confianza, respeto y cariño y, así, acompañarlos en la compleja pero no menos fascinante tarea de crecer y amar. Con el compromiso de siempre, CELSAM recuerda que su línea telefónica gratuita y anónima 0800-888-235726 (0800 888 CELSAM) funciona de lunes a viernes de 10 a 18 horas, y que está atendida por profesionales dispuestos a disipar todas las dudas referentes al cuidado de la salud sexual y reproductiva.

Dejá tu comentario