Santa Fe | Miguel Lifschitz | Coparticipación | Corrientes | Corte Suprema | Empresa Provincial de la Energía | Poder Ejecutivo | transporte público

Lifschitz envía a Legislatura el Presupuesto 2020

Según el Ejecutivo, priorizaron cuatro áreas: salud, educación, seguridad y desarrollo social, que prevén una participación del 38.62% del total de los fondos.

El gobierno provincial remitirá a la Legislatura el Proyecto de Ley de Presupuesto General de Gastos y Cálculo de Recursos correspondiente al Ejercicio Económico 2020, en el que se priorizan cuatro áreas: salud, educación, seguridad y desarrollo social, que prevén una participación del 38.62 por ciento del total del presupuesto, que asciende a 414.934.840.000 de pesos.

Las autoridades provinciales detallan que al 31 de octubre del presente año la Administración Provincial presenta un resultado económico de signo positivo. Ese ahorro corriente (o superávit económico) supera los 14.000 millones e implica que un 60% de la inversión provincial, considerando la diferencia entre los gastos de capital y los recursos de dicho tipo, es financiada con recursos propios corrientes.

Números totales

En cuanto a la composición económica del Presupuesto, presenta -a nivel de la Administración Provincial- un nivel de Gastos Corrientes de 349.762.370.000 pesos, inferior a los Recursos Corrientes que se estimaron en 410.009.208.000 pesos, determinando, por tanto, un Ahorro Económico de 60.246.838.000 el cual supera en un 85,5% al ahorro previsto en el Presupuesto 2019.

El Gasto de Capital, con un monto presupuestado de 62.054.149.000 pesos, y alcanza una incidencia del 15% sobre el gasto total de la Administración Provincial, guarismo que se posiciona entre los más altos de los registros históricos. Dentro de los Gastos de Capital se destaca, el rubro “Construcciones”, ascendiendo a la suma de 42.191.150.000 en el presente proyecto de presupuesto. En síntesis, el Resultado Financiero como diferencia de Recursos Totales y Gastos Totales, se estima en 3.118.321.000 pesos.

El documento enviado a la Legislatura destaca que “la formulación de dicho proyecto debía acometerse con premura a los fines de garantizar que el 1° de enero del próximo año el gobierno provincial cuente con un presupuesto que prevea las partidas necesarias para la continuidad en la prestación de los distintos servicios a cargo del Estado”.

En ese sentido, atendiendo “el principio de legitimidad”, el Poder Ejecutivo puso a disposición del gobernador electo “el proceso de formulación presupuestaria”. Ese ofrecimiento se “materializó el 16 de septiembre mediante nota N° 926 dirigida a los representantes del gobernador electo en la Comisión de Transición. No obstante, el citado ofrecimiento fue declinado por dichos representantes”.

El texto dice también, que “además de tal declinación, los citados representantes del gobernador electo comunicaron que el Presupuesto sería confeccionado y remitido a la Legislatura con posterioridad al 11 de diciembre del corriente año y solicitaron a este Poder Ejecutivo que no se remitiera el citado proyecto”.

Ante ese escenario, “con la finalidad de cumplir con lo peticionado por el gobierno electo”, se comunicó a las Cámaras pero “tal solicitud no fue aceptada por ambas Cámaras Legislativas, otorgándose solo una prórroga de un mes, significando ello una conminación a este Poder Ejecutivo para finalizar el proceso de formulación presupuestaria y remitir al Poder Legislativo el Proyecto de Ley de Presupuesto”.

Estado actual

El resultado financiero al 31 de octubre de 2019 -de signo negativo- representa apenas un 3,8% del total de recursos de la Administración Provincial. Al respecto, “cabe resaltar que si el Estado Nacional da cumplimiento a los compromisos pendientes del presente año, dicho resultado podría equilibrarse o, inclusive, tornarse positivo”, aclara el texto.

En tanto, se detalla que “al 30 de septiembre del presente año, el stock total de deuda provincial representa apenas un 12,1% de los recursos totales anuales de la provincia, nivel que resulta casi idéntico al observado al 31 de diciembre de 2007, según surge de la propia Cuenta de Inversión de dicho ario. Lo antedicho supone que la deuda que deberá amortizarse durante tres décadas representa menos de un mes y medio de recursos provinciales”.

Además, “los servicios anuales de la deuda promedio para el período 2020 - 2022 representan un 3,26% de los recursos totales anuales (mientras que a fines de 2007 tal ratio era del 3,51%, según datos de la propia Cuenta de Inversión).”

Por otra parte, en materia de cargos presupuestarios, del total aprobados oportunamente por el Poder Legislativo, “existe hoy un 11,38% de cargos vacantes en relación a los cargos ocupados. En términos simples, esto implica una cantidad de cargos disponibles —debido a que esta gestión declinó la posibilidad de ocuparlos- que permitirían asegurar el crecimiento de la dotación de personal durante al menos dos gestiones, dentro de los límites previstos en la Ley de Responsabilidad Fiscal (es decir, en línea con el crecimiento vegetativo de la población santafesina), sin necesidad de nuevas leyes de creación presupuestaria de cargos”.

Plan Abre y Nueva Oportunidad

En lo que refiere a las previsiones de Gastos Corrientes para el año 2020 se prioriza la cartera de Seguridad, reconociendo “lo que ha sostenido públicamente el gobernador electo, se apuntalaron diversas cuestiones que, debido a su fuerte incidencia en lo social, las convierten en materias altamente sensibles”.

En ese sentido, se contemplan los fondos previstos en la Ley 13.896 "Programa de Intervención Integral de Barrios" para Municipios de Primera y Segunda Categoría de la Provincia (Plan Abre). En tal sentido, se prevé un monto dentro de la jurisdicción "Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado" en la partida "transferencias" por $ 3.138.000.000 (de los cuales el 25% es corriente y el 75% es de capital).

En segundo lugar, dentro del Ministerio de Desarrollo Social, se contemplan $ 1.375.936.000 para el "Programa Nueva Oportunidad".

Coparticipación y deuda de Nación

Por otra parte, resulta relevante destacar un aspecto que tienen una “incidencia significativa” en la estimación de recursos totales: las acreencias del Estado Provincial con el Estado Nacional a partir de sendos fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

“Tomando en cuenta el nuevo escenario político y de acuerdo a las declaraciones públicas del gobernador y del presidente electos sobre el compromiso asumido por este último, entendemos conveniente incorporar este recurso de forma parcial, por razones de prudencia presupuestaria. Por lo tanto se contempla para 2020 un ingreso de $ 10.000.000.000 bajo este concepto”, dice el documento.

Créditos y EPE

En cuanto al Gasto de Capital se previeron los fondos para la continuidad de los proyectos en ejecución, “dejando un importante margen de acción para que durante la ejecución presupuestaria se puedan incorporar las nuevas obras y proyectos que la gestión entrante considere más convenientes”.

También es oportuno destacar que como resultado de “gestiones de financiamiento realizadas durante la presente gestión de gobierno, para el ejercicio 2020 se prevé recibir desembolsos provenientes de organismos bilaterales de crédito por un monto de $ 2.524,5 millones. No se están contemplando aquí desembolsos de la Corporación Financiera Internacional (Grupo Banco Mundial), cuya operación de financiamiento por hasta U$S 300 millones se encuentra aprobada mediante Ley N° 13.751, como así tampoco por parte de la Agencia Francesa para el Desarrollo por 100 millones de Euros, cuya autorización legislativa se encuentra en trámite”.

En cuanto a la Empresa Provincial de la Energía (EPE) se aclara que “la misma no requiere aportes del Tesoro Provincial para financiar su operatoria normal ni su plan de inversiones propiamente dicho. Es, por tal razón, que los aportes que se prevén en 2020 por parte de la Administración Provincial a dicha empresa vienen dados por $ 1.176.000.000 destinados a la compensación tarifaria producto de la eliminación de subsidios por parte del gobierno nacional. También, se incluyen $ 60.000.000 aplicados íntegramente al Plan de Luz y Agua Segura, garantizando la continuidad del servicio que se viene prestando para sectores vulnerables, y $ 37.000.000 para dar cumplimiento a la Ley N° 13.781 de impulso a la movilidad eléctrica. Finalmente, en cumplimiento de la ley 13.414 se incluye un monto de $ 511.000.000 como contraparte provincial del Fondo de Electrificación Rural. Todo esto se encuentra previsto como aporte a la empresa y como previsión específica en la Jurisdicción 91”.

En línea con lo anterior, “también se incluye en la jurisdicción 91 un monto de $ 1.300.000.000 para ser destinado al Fondo Compensador del Transporte Público con el objeto de amortiguar el efecto de la quita de subsidios nacionales sobre las tarifas del sector”.

Por último, es importante destacar que se tomaron los parámetros macroeconómicos del proyecto de Presupuesto Nacional y que no se introduce en el presupuesto ninguna cuestión vinculada a lo tributario, lo que desde hace varios años se plantea en proyectos de ley separados.

En este caso, será definición de la gestión de gobierno provincial que inicia el 11 de diciembre de 2019 la definición de la política tributaria a aplicar durante 2020.

Dejá tu comentario