Opinión | Antonio Rico | Policías | Rosario | Santa Fe

Los códigos de la inseguridad

Los últimos asesinatos en Santa Fe – 7 en una semana- conmovieron a los santafesinos que se convocaron para reclamar seguridad y pusieron en agenda las políticas de Estado en materia de seguridad.

Una de las patas fundamentales de una política de seguridad, incluye el rol de la Policía. Esto no es nuevo, pero si parece desconocido para las autoridades políticas si tenemos en cuenta que Santa Fe es el distrito con mayor tasa de homicidios del país, en 8 de los últimos 12 años de gestión socialista y el 85% de los homicidios se concentran en la capital provincial y Rosario donde vive el 53% de la población provincial.

Si a estos números le agregamos el fenómeno de la corrupción policial el problema se agiganta. No es suficiente la voluntad política para resolver un conflicto que está enraizado en los hombres de azul. Claro que también existe la “buena policía”, pero también es lógico que se conozcan más los casos de corrupción, sobre todo cuando lo llevan a cabo los Jefes que deberían dar el ejemplo.

¿Por qué algunos policías escogen llevar a cabo actos de corrupción donde otros escogen no hacerlo? … depende de las motivaciones de los policías, sus filtros morales y los controles. El proceso de selección inicial es de fundamental importancia., también que en el interior de la fuerza existan códigos de conducta claros.

Igualmente es inevitable la aparición de individuos que ingresaron con valores o percepciones diferentes a los de la institución. Aquí es cuando deben aparecer los controles y la dureza de las sanciones (sociales y legales). Son todos estos mecanismos los que han fallado en la provincia en la última década y estamos presenciado el doloroso resultado.

Dejá tu comentario