Actualidad | Andy Kusnetzoff | Telefé

Los ex "CQC" critican a Andy Kusnetzoff

Los exintegrantes del mítico ciclo CQC sacaron los trapitos al sol y dejaron en evidencia las internas que se vivían dentro del grupo de trabajo.

Lo cierto es que Andy fue uno de los únicos integrantes del equipo que se animó a dar el salto y competir contra su jefe. En aquellos años, el conductor se independizó para conducir Maldito lunes (Telefé) un programa al que no le fue nada bien pero que le dio el puntapié inicial para su brillante carrera como conductor. A partir de allí, su enemistad con Pergolini se hizo pública. Comenzaron a competir en radio, uno haciendo su clásico ¿Cuál es? en la vieja Rock and Pop, y el otro con Perros de la calle, en Metro, que hasta hoy sigue al aire.

Pero uno de los que recordó a Andy fue Nacho Goano, quien hacía la columna deportiva contó: “El tema es que Andy Kusnetzoff como Mario se han hecho una posición económica fuerte y valedera por sus méritos. Igual, falta un millonario en esa lista, que también la hizo trabajando. El Pelado López no sé si es millonario pero tiene una posición económica sólida. Tognetti ganó mucha plata trabajando, estando en los medios, como coaching de políticos. Colgar la cucarda de que te hiciste millonario es irónico”.

Además, a la hora de explicar por qué en un momento el enfrentamiento se tornó en un “todos contra Andy”, el periodista reconoció: “Acá lo que ocurre es que mirar a Andy Kusnetzoff con los ojos de hace 25 años es injusto para él. Aquél era un Andy voraz, insaciable y con un nivel de intensidad que no es que tiene hoy. Si hubiese seguido así se la hubiera dado contra la pared. Tuvo que hacerse de nuevo para ser quien es hoy”.

Goano detalló: “Era una persona que llegaba a una nota y en 35 minutos hacía tres notas. Lo que era nota y lo que no era te lo hacía. Después llamaba por teléfono y decía lo que había que hacer. Entonces en un programa de CQC salían cuatro notas de Andy, ninguna de Tognetti y quizás una de Malnatti. Andy era el ancho de espadas, fue el que le preguntó a Fidel Castro cuándo iba a hacer la próxima revolución, sus notas eran esperadas. La cuestión de laburar para que pusieran tres notas suyas y si no quedaba tiempo para los demás, no le importaba. Había una competencia y era partícipe necesario. El le quemaba la cabeza a Guebel para que pongan sus notas. Hablar de aquel Andy es injusto; él se reconstruyó a si mismo”.

Dejá tu comentario