Nacionales | Elecciones | Tecnología | Software | Unión Europea | Italia | Venezuela | Justicia

Los problemas de Smartmatic en otros países

La empresa encargada del escrutinio provisorio, que fue impugnada en la Justicia por la oposición, vendió distintos software a países. Cada uno usó tecnología diferente y hubo distintos problemas.

La empresa Smartmatic se encargará del escrutinio provisorio, que es el primer conteo de votos que se hace apenas termina la elección. Su objetivo es informar a la ciudadanía los resultados preliminares, pero no tiene ninguna validez legal.

No es la primera vez que la empresa Smartmatic participa en una elección. Según reveló Reverso días atrás, la empresa encargada del escrutinio provisorio de las elecciones 2019, que fue impugnada en la justicia por la oposición, vendió distintos software a países como Italia, Filipinas, El Salvador y Venezuela, entre otros. Cada país usó tecnología diferente y en cada uno hubo distintos problemas.

También puedes leer: Se presentó un recurso de amparo para que Smartmatic no haga el escrutinio provisorio

En El Salvador, en 2018, hubo un error de un script (un documento que contiene instrucciones escritas en códigos de programación) que contabilizó mal las preferencias a favor de ciertos candidatos en particular, entonces los que habían obtenido menos votos terminaron arriba. En mayo último, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de ese país exigió un millón de dólares a la empresa Smartmatic como compensación por las fallas.

Finalmente, tras cinco meses de ocurrida la falla, el TSE logró que la empresa pagara 226 mil dólares.La Unión Europea emitió un informe donde explicó cómo fue toda la elección en El Salvador. Allí, indicó que en el simulacro hubo problemas y sólo la mitad de las actas de resultados se transmitió con éxito. Sin embargo, luego de la elección calificaron como “buena” y “muy buena” la transmisión electrónica de resultados con el 97% de los centros de votación observados.

En Filipinas, según dijo a Reverso la periodista filipina Gemma Bagayaua-Mendoza, quien escribió distintas notas acerca de las elecciones en ese país, hubo denuncias por fraude, aunque la mayoría “están basadas en fallas que no fueron probadas”.

En Lombardía, Italia, se contrató a Smartmatic en 2017 para un referéndum, una consulta de “sí” o “no”. Allí, dos días antes de la votación, se filtró el sistema que iban a usar y las claves de las máquinas de votación. Una nota del diario Corriere Della Sera cita al hacker y experto en seguridad informática Matteo Flora, que indica que mucha información sensible, contraseñas, nombres de usuario y claves de autenticación se volvieron accesibles para cualquiera.

En Venezuela, la empresa Smartmatic dio servicios en distintas elecciones desde 2004 hasta 2017. En la elección de la Asamblea Nacional Constituyente de 2017 la misma empresa reconoció que hubo fraude, y que fueron las personas quienes manipularon los datos.

Aquí se pueden ver las declaraciones de la empresa en ese momento.

Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 100 medios y empresas de tecnología para intensificar la lucha contra la desinformación durante la campaña.

FUENTE: Ambito

Dejá tu comentario