Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | Construcción | Industria | Medio ambiente

Madera ecológica o de plástico, ¿de qué trata este fenómeno sustentable que nació en Argentina?

Por año, centenares de hectáreas de bosques se talan en nuestro país y en muchos otros sitios del planeta con la finalidad de asistir a la industria maderera, en la que luego se le dan muchos usos distintos.

Pero claro, toneladas enteras de desperdicios de cortes y copas quedan distribuidas por diversas partes, sirviendo de contaminante al medio ambiente al ser tirados sueltos en contenedores o grandes basurales a cielo abierto, quemados otros o utilizados como relleno, igual que los plásticos.

Para empezar a darle reutilización y así evitar tanto despojo, han empezado a ser aprovechados por sectores diversos, que buscan concientizar y educar, y desde ahí, minimizar el impacto del desgaste continuo del planeta todo.

Y una industria que se lo tomó en serio es la de la “madera ecológica”, que a partir de este material novedoso, se asienta firme como opción de construcción y creación de objetos en nuestro país. ¿A qué se refiere? Trata específicamente de un producto elaborado con la idea de darle una segunda oportunidad a esos materiales que generalmente son tirados a descarte a la primera, y que pueden reciclarse fácilmente, como es el caso de los elementos plásticos. ¿Qué se logra? Un material idéntico a la madera clásica, Sthil, que viene en muchas ocasiones, a reemplazarla, mientras resguarda de la periódica explotación que sufre el planeta cuando se tiran o esconden centenares de kilos de desperdicios o se quema el material plástico. A la vez que reduce significativamente la tala continua de hectáreas completas.

Los usos

Se trata de una empresa de nuestro país, de la provincia de Buenos Aires, particularmente, quién, desde fines de 2018, promociona esta idea ecológica y sostenida para incentivar el reciclaje y así aminorar la tala indiscriminada. A través de la fabricación de madera con materia prima basada en desperdicios del plástico: el caso de bolsas del súper, paquetes de alimentos, etc, con los que crean desde decks hasta casas, muebles y edificios.

La similitud

En textura y color es prácticamente idéntica, pero es mejor; más durable, flexible, limpia, y lo mejor, sustentable y amigable con la naturaleza.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario