Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | Margarita Barrientos | coronavirus | CABA

Margarita Barrientos contó que la ayuda económica cayó

La referente social, Margarita Barrientos, se refirió a la situación de los comedores y describió un panorama desolador.

Desde Añatuya, Santiago del Estero, Barrientos dialogó con La Nación y reveló que la ayuda económico que percibía tuvo una gran caída. En ese sentido, contó que la asistencia de particulares y empresas, que recibía la Fundación, descendió en un 90%.

Luego prosiguió: "De lo que nosotros recibimos en Los Piletons, la mitad la traemos para los dos comedores de aquí. Pero también tenemos un comedor en Cañuelas que se sostiene con la ayuda de Los Piletones".

Asimismo, Barrientos reconoció que la gente que pide ayuda "aumento muchísimo. Viene gente que vive a 30 kilómetros, vienen de todos lados. Cuando yo llego a mi casa, la gente me viene a pedir mercadería aquí. Yo soy de cocinar mucho también, así que reparto entre mis vecinos".

Para más información: Anses recargó la Tarjeta Alimentar

Cabe mencionar que tiempo atrás había dicho que se sentía defraudada por la presidencia de Mauricio Macri, en base a eso aseguró que "el que se ofendió por mi palabra, que sepa que no se interpretó el sentido en el que yo lo quise decir".

A su vez, Barrientos comentó que "muchas de las ayudas que tendrían que llegar no llegan. Pido frazadas, pido colchones, yo no los pido para mí porque tengo mi pensión y mis hijos me ayudan. Solamente pido para la gente que vive debajo de un nylon, que duerme arriba de una tarima o arriba de un cartón".

"A veces creo que todo lo que me falta hoy es un poco lo que estoy pagando. Ojalá que me equivoque", sostuvo.

En cuanto a su relación con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), la referente social consideró que "siempre ha sido buena" y deseó que "eso continúe siempre".

En referencia a la ayuda que percibe, no solo destacó al Gobierno porteño, sino que también manifestó: "Del comedor de Cañuelas hemos empezado a recibir asistencia cuando empezó la pandemia. Ahí se acercaron el municipio y Gendarmería. Del Gobierno de la Ciudad recibo un subsidio dos veces al año y del gobierno nacional recibo un subsidio por Añatuya una vez al año porque nosotros presentamos un proyecto para que la gente aquí tenga su sueldo".

Por último, Barrientos denunció que tuvo consecuencias decir lo que pensaba. "Me ha traído consecuencias. No sirvo para palmearle la espalda a nadie. A mí me gusta decir lo que pienso. Y creo que todos deberíamos ser así", concluyó.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario