Dengue
Nacionales | Argentina | CEPA | Salarios | Despidos | Comercio | Construcción | coronavirus | gobierno nacional | Industria | política

Más de 300 mil trabajadores se vieron perjudicados por la pandemia

Los datos se desprenden de un informe del CEPA.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) reveló que más de 300.000 trabajadores se vieron perjudicados por la pandemia del coronavirus.

El relevamiento indica que entre el 15 de marzo y el 15 de abril 309.672 empleados sufrieron despidos, suspensiones y bajas salariales.

Asimismo, el informe señala que hubo 5.386 cesantías, 7.223 suspensiones, 3.070 atrasos de pago de salarios, 54.030 reducciones de haberes, 8.480 suspensiones y 231.483 convenios obrero-patronales de baja de ingresos.

Cabe mencionar que desde el Gobierno manifestaron que las empresas que decidan llevar a cabo suspensiones, los trabajadores tendrán que tener una compensación.

Por su parte, el relevamiento recalca que "las cesantías fueron en un mes 5.386, de las cuales un 60% se concentraron en cuatro casos, por lo que el decreto 329/20 que prohibió los despidos sin causa o por ausencia o disminución de trabajo tuvo efecto. El gobierno apuesta fuerte a que no quiebren las firmas y a que la cantidad de ceses laborales no sea significativa a fin de que la pandemia no signifique un cambio más duradero e irreversible en el mercado laboral".

El CEPA también develó que en los casos de atraso de pago de haberes, reducción salarial, suspensiones con baja de ingresos y acuerdos con los gremios ante la inactividad, se produjo "un fenomenal salto" en los primeros 15 días de abril, afectando de esta manera a 9.830 trabajadores en marzo y a 287.233 en abril.

En otro pasaje del informe se subraya que "en el sector privado, la amplia mayoría de los despidos y suspensiones (58 por ciento) se produjo en el área de servicios, seguido por la construcción (19 por ciento), industria (14 por ciento), comercio (5) y el sector primario (4 por ciento). No se observó en el período analizado en el comercio un sensible aumento de cesantías, prevaleciendo las reducciones salariales, en especial en locales de expendio de comidas, y suspensiones con bajas de haberes en venta de electrodomésticos y casas de venta de productos deportivos".

En medio de la realización del relevamiento, el Gobierno Nacional lanzó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que se trata de un bono de $ 10.000 para monotributistas de categorías A y B, como también para el personal informal, entre otros.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario