Policiales | Buenos Aires

Mataron en la cárcel al único detenido por el crimen de Araceli Fulles

El hombre de 31 años murió en un hospital tras ser atacado por dos compañeros de celda

Darío Badaracco, detenido en el penal de Sierra Chica como el presunto asesino de Araceli Fulles, murió tras ser atacado a golpes y quemado con agua caliente por dos compañeros de celda.

El hombre de 31 años falleció el sábado luego de haber permanecido internado cinco días en un hospital de la ciudad de Olavarría, en el centro de la provincia de Buenos Aires.

"Badaracco tenía el 60% del cuerpo quemado”, informaron a Clarín.

Darío Badaracco

Todo comenzó el 8 de abril último, en la celda 766 del Pabellón 10 de la Unidad 2 de Sierra Chica, donde el presunto asesino estaba alojado con otros dos presos.

Según las fuentes, los guardias escucharon gritos y al mirar por el pasa platos de dicho calabozo observaron que Baradacco era agredido por los otros compañeros.Se trata de Rodrigo Emanuel Campos Verón y Silvio Andrés Galeano Martínez.

“Lo golpearon, lo patearon y le tiraron agua hirviendo sobre el rostro, tórax, abdomen, región inguinal y piernas”, indicaron.

Uno de los internos involucrados manifestó: "Son problemas de presos y lo teníamos que arreglar de esta manera."

Por su parte, el presunto asesino de Araceli se encontraba a disposición del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de San Martín, procesado con prisión preventiva por el delito de "homicidio doblemente calificado".

La joven de 22 años fue vista con vida por última vez la madrugada del 2 de abril de 2017, en una plaza cercana a su casa y su cuerpo fue hallado el 27 del mismo mes debajo de unos escombros en el patio de la casa de Badaracco, en José León Suárez.

Dejá tu comentario