Opinión | Antonio Rico | Alberto Fernández | Argentina | Donald Trump | Elecciones | Estados Unidos | FMI | Frente de Todos | Mauricio Macri | Washington | Lacunza

Mentiras y mentirosos entre deudas y obligaciones

No quedan dudas ya que el FMI apostó en las últimas elecciones y perdió. De lo tampoco quedan dudas es que la deuda que generó la apuesta la deberemos pagar entre todos y nadie explica el costo.

Más allá de las distintas estrategias para intentar ganar las elecciones presidenciales de este año, ninguno de los candidatos explicó como haremos para enfrentar los compromisos asumidos por el país con el FMI.

Es que ni el ganador Frente de Todos, ni el perdedor Juntos por Cambio tienen soluciones y en muchos casos aventuran escapatorias, mentiras no tan piadosas, para explicar que, como siempre, “deberemos ajustarnos para poder pagar”.

El crédito otorgado por el FMI es el mayor de la historia del organismo financiero, con sede en Washington DC. Es fácil entender el porqué de tamaña ayuda financiera si analizamos el contexto geopolítico de la región de la mano de los intereses de los Estados Unidos que, a través de su actual presidente Donald Trump, ha respaldado sin fisuras al gobierno actual y fue decisivo para la aprobación del crédito.

Así que el equipo económico de Alberto Fernández explica hipótesis y plantea posibles recursos para salir del dilema de pagar a costa del sacrificio del pueblo. En tanto al ministro Lacunza le toca ensayar salidas sin costo político para Mauricio Macri, un imposible a todas luces.

La realidad es que cualquiera que sea el gobierno que asuma el 10 de diciembre próximo deberá afrontar como mayor desafío las obligaciones del pago del préstamo del FMI. La Argentina necesitará fondos para cumplir con sus obligaciones. El debate central será de dónde saldrán y el costo social que llevará implícito.

Dejá tu comentario