Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | humedad

Métodos caseros para eliminar la humedad de las paredes

Existen varios métodos caseros para eliminar la humedad de las paredes. En esta nota encontrarás algunas soluciones efectivas para erradicar el problema.

Es sabido que la presencia de humedad en las estructuras o paredes puede llevar a diferentes problemas. Entre ellas, la aparición de moho, que la pintura de la pared comience a descascararse o incluso pérdida en la coherencia de los materiales de la pared, lo cual puede generar que esta ceda con el tiempo. Todas estas cuestiones son más que suficientes para considerar tomar acción y eliminar este problema de raiz.

Existen diferentes métodos, como pinturas especiales, revestimientos o placa antihumedad. Y si bien suelen ser las maneras más efectivas, la realidad es que no siempre contamos con el presupuesto necesario o el tiempo para poder conseguirlas y aplicarlas en el ambiente.

Sin embargo, existen algunos “remedios caseros” que podemos aplicar para comenzar a solucionar este problema tan molesto.

Sal gruesa

Uno de los métodos más conocidos es utilizar granos de sal gruesa para que absorban la humedad. Para eso, poné un kilo en un bowl y colocalo cerca de la parte afectada. Dejala uno o dos días y vas a ver que, de a poco, la humedad se va a absorber. Tené en cuenta que, si notás que el bowl está mojado o que la sal se puso negra, es posible que tengas que repetir el mismo proceso por un par de días más hasta que deje de ponerse húmeda.

Carbón vegetal

Otro de los métodos más efectivos, el uso de carbón no sólo puede ayudarte a reducir la humedad, también ayuda a que el moho no se expanda por las paredes. Con colocar un par de pedazos cerca de la zona afectada, en poco tiempo vas a notar una gran diferencia. Otra cosa que cumple una función similar es la tiza.

Vinagre

Las manchas de humedad pueden ser limpiadas con facilidad con vinagre de alcohol. Para ello, hay que rociar la zona afectada y dejar que actúe por media hora. Luego, utilizando la parte más dura de una esponja, enjuagarlo y dejar que se seque. Esto hay que repetirlo durante varios días si es necesario, al menos hasta que la mancha desaparezca por completo.

Estos métodos caseros son muy buenos como una primera solución. Sin embargo, si lo que estamos buscando es una solución más definitiva para el problema de la humedad, lo mejor es confiar en productos especializados, como los que ofrece Leplak. De esta manera, nos aseguramos de que a futuro este problema no regrese.

Agradecemos a Joaquín de Leplak – Revestimiento antihumedad por brindarnos esta nota para nuestro portal

Salud y  Movimiento

Temas

Dejá tu comentario