de pie
Actualidad | Receta | seitán

Milanesas de Seitán veganas

El seitán es considerado como la "carne vegetal". Te dejamos una receta de milanesas de seitán veganas.

El seitán, al ser básicamente una pasta de proteína de trigo es un alimento rico en proteínas y bajo en grasas e hidratos. Cada porción de 100 gramos de seitán nos aportan unos 24 gramos de proteínas, lo que no está nada mal. También tiene baja densidad energética: 121 kcal cada 100 gramos. Esto hace que el seitán sea un alimento muy suave y digestivo a la hora de comerlo. Destaca en su composición minerales como el sodio, calcio y potasio, sobre todo si el seitán ya viene preparado. Esto es algo que tenemos que tener en cuenta, sobre todo si tenemos la tensión alta, aunque si no se abusa en el consumo, no es ningún problema.

Te puede interesar: Receta de jamón y queso en feta vegano

Su textura y su parecido a la carne lo hacen muy polivalente a la hora de utilizarlo en la cocina, siendo un alimento que se puede introducir de forma fácil en diferentes plato y, por tanto, en la dieta.

Te dejamos una receta de milanesas de seitán veganas.

Ingredientes

  • 14 cucharadas soperas gluten puro
  • 7 cucharadas pan rallado o rebozador
  • 1 sobre caldo alicante sabor carne en polvo
  • cantidad necesaria Agua
  • 5 cucharadas soperas salsa de soja
  • Condimentos a gusto (orégano, laurel, ajo en polvo, etc)
  • cantidad necesaria Pan rallado para rebozar
  • 4 cucharadas harina de garbanzos para reemplazar al huevo

Procedimiento:

Primero colocamos el gluten en un bowl, adicionamos el pan rallado y mezclamos bien. Añadir sal a gusto (tener en cuenta que la salsa de soja tiene mucho sodio).

Formamos una corona y en el centro agregamos las cucharadas de salsa de soja, el sobre de caldo alicante y demás condimentos a gusto. Yo suelo usar orégano, pimentón, adobo, ajo en polvo, cebolla en polvo y ají molido. Mezclamos bien.

De a poco empezamos a agregar agua, muy de a poco. Vamos a ir midiendo que no quede una masa ni muy seca ni muy húmeda. Armamos bollitos pequeños y estiramos con palo de amasar, damos forma de churrasquito finito.

Aparte ponemos a hervir agua con una hoja de laurel y condimentos. Una vez que rompa hervor metemos de a uno los churrasquitos. Dejamos hervir 10 minutos y dejamos enfriar en una fuente.

En un bowl mezclamos harina de garbanzos con condimentos como orégano, provenzal, sal. Batimos bien, la textura debe quedar similar al huevo. Pasamos cada milanesa por esta mezcla y luego por el pan rallado.

Podemos cocinarlas fritas, al horno o en plancha. Aptas para freezer.

FUENTE: cookpad/vitonica.com
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario