De pasillos |

Monzó encomendado a Dios para no ser otro Cobos.13 de junio de 2018 (derf)


El presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, podría ser decisivo cuando se defina la media sanción de la ley de despenalización del aborto, es que en caso de una igualdad en la votación, el legislador oficialista sería el encargado de determinar si el proyecto avanza o no a la Cámara de Senadores ¿Será la foto que lo muestra con crucifijo y medallita en su escritorio un anticipo de su voto?

Monzó ha revelado su posición sólo a sus más íntimos, con la condición de que no se revele cuál sería su eventual voto. Apenas dejó trascender que es para él “una decisión difícil que no imaginaba que podría llegar a tener que tomar”.
 
Pero también, en esa intimidad, deslizó: "No va a haber empate".​
 
Este miércoles, se corrió la voz que Monzó no quiere “ser otro Cobos” y que, en los últimos días, repasó el reglamento de la Cámara y volvería a mandar una segunda votación, apelando a la formación de mayoría como en las votaciones papales antes de la fumata.
 
La validez reglamentaria de este dato es hoy debatida y podría desatar alguna impugnación, en caso de suceder.

Dejá tu comentario