Dengue
Internacionales | Ministerio de Salud | Panamá | Buenos Aires | Chile | Coronavirus | Cuba | Estados Unidos | Internet | Miami | Montevideo

Murieron cuatro pasajeros en un crucero que salió del puerto de Buenos Aires

En el buque, que intentaba llegar hasta Miami, Estados Unidos, ya se habían reportado dos casos de COVID-19

Cuatro pasajeros de edad avanzada murieron a bordo del crucero “Zaandam”, anclado frente a Panamá, en el que ya se confirmaron dos casos de coronavirus, informó este viernes la empresa a cargo del buque rechazado en varios puertos.

“Holland America Line confirma que cuatro pasajeros mayores han muerto en el ‘Zaandam’. Nuestros pensamientos y oraciones están con sus familias y estamos haciendo todo lo posible por apoyarlos en estos momentos difíciles”, dijo la compañía en un comunicado en su página de Internet.

Además, agregó que varios pasajeros con síntomas respiratorios fueron sometidos a pruebas del nuevo coronavirus y dos de ellos dieron positivo. También se ha reportado que 138 personas se encuentran con síntomas similares a la gripe.

"Ayer, un cierto número de pacientes con problemas respiratorios fue sometido a la prueba para detectar la COVID-19 y dos individuos dieron positivo", añadió la naviera.

Según la empresa, 53 pasajeros y 85 tripulantes reportaron síntomas de gripe al centro médico del “Zaandam”.

El crucero, que zarpó de Buenos Aires el 6 de marzo con unas 1.800 personas a bordo, se encuentra en aguas panameñas, donde está siendo asistido en altamar por el buque “Rotterdam”, que viajó desde San Diego, en Estados Unidos, con suministros, personal y kits de prueba del nuevo coronavirus.

La empresa indicó en el comunicado que tiene previsto transferir al “Rotterdam” a los “pasajeros saludables” del “Zaandam”, luego de ser sometidos a pruebas sanitarias.

“Preparamos nuestras maletas para ir a otro barco”, confirmó a la AFP Françoise, una pasajera francesa de 74 años que está junto a su marido en el barco.

Enclaustrados en su cabina del crucero Zaandam, los turistas franceses Françoise y su esposo Bernard intentan mantener buen ánimo mientras ven que se cierran todos los puertos en su ruta por el Pacífico debido a la pandemia de coronavirus. "Es un confinamiento extremo, nos sentimos un poco prisioneros", dicen (AFP)

Quienes presentan problemas de salud, sus contactos cercanos y la tripulación permanecerán en el "Zaandam", agregó Holland America Line.

Por orden de la tripulación, ningún pasajero tiene permitido salir de sus camarotes y la situación se tensa cada día que pasa por la incertidumbre de no saber cuándo pisarán tierra firme.

La embarcación salió de Buenos Aires el 6 de marzo y tenía como destino final el puerto de San Antonio en Chile. Tres días después amarró durante 10 horas en Montevideo y luego siguió rumbo hacia el Pacífico: el 14 de marzo hizo una parada en Tres Puentes, el 15 amarró en Punta Arenas y el 20, en Valparaíso.

Sin embargo, debido a las medidas de seguridad sanitaria implementada por todos los países ante el avance de la pandemia, el “Zaandam” ya no obtuvo más permisos para amarrar. Entonces decidió volver a su “puerto de asiento”, en Estados Unidos, pero quedó varado a mitad de camino en Panamá.

A bordo del crucero hay 14 argentinos –7 pasajeros y 7 tripulantes– que hicieron llegar un pedido a la Cancillería para ser repatriados.

Pendientes de cruzar el Canal

La pandemia de coronavirus y los sucesivos cierres de fronteras y puertos sorprendieron a numerosos cruceros en pleno viaje en todos los continentes.

En Latinoamérica, el crucero “Silver Explorer” fue evacuado en Chile el 14 de marzo al ser detectados seis casos de coronavirus, y el “MS Braemer” también pudo desembarcar en Cuba el 18 de marzo tras registrar cinco contagios.

Sin embargo, los habitantes de varias localidades y puertos de desembarque habitual de cruceros en el sur de Chile levantaron barricadas y protestaron para evitar el desembarco de sus pasajeros, antes de que se prohibiera la llegada de estos barcos en todo el país.

El “Zaandam” tenía intención de atravesar el Canal de Panamá para seguir su ruta hacia Fort Lauderdale, Florida, con la esperanza de desembarcar allí a todos sus pasajeros el 30 de marzo.

Pero el Ministerio de Salud de Panamá, que es el que debe dar el permiso para que un barco cruce el Canal durante la pandemia, ha negado esa posibilidad.

"El Ministerio de Salud no dio el permiso, el buque está en aguas territoriales panameñas, pero se tiene que encontrar aislado", dijo este viernes el administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez, en una teleconferencia con periodistas.

Sin embargo, la empresa señaló que las autoridades sí aprobaron que el "Rotterdam" entregara suministros al barco en apuros.

“Mientras se concluyen los planes de continuación para los dos barcos, seguimos trabajando con las autoridades panameñas para obtener la aprobación para transitar el Canal de Panamá y continuar la ruta a Fort Lauderdale”, afirmó el comunicado de Holland America Line.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario