Deportes |

Nasser acaricia el sueño de su tercer Dakar. 16 de Enero de 2019 (El Intransigente)

El príncipe qatarí se quedó con la novena etapa y amplió su diferencia sobre Nani Roma que se aferra al segundo puesto.
 
La historia parece estar definida o por lo menos el qatarí Nasser Al-Attiyah logró dar un paso importantísimo en la búsqueda de su tercer Dakar. Esta vez con Toyota y a bordo de una Hilux el príncipe se quedó con la novena etapa de la competencia y estiro la diferencia a 51 minutos con relación a Nani Roma quién se afianza en la segunda posición ante el retraso del francés Sebastien Loeb.
 
Falta una etapa más de 112 kilómetros cronometrados y nadie puede asegurarse la posición en la clasificación general. Cantar victoria ahora sería un error garrafal, pero las condiciones que demostró y la fortaleza que porta el equipo Toyota Gazoo Racing hacen que las esperanzas se traduzcan en alegría y sensación de estar ante la firme posibilidad de concretar el sueño.
 
El equipo japones ha trazado una excelente estrategia que le permite mantenerse como líder de la clasificación general con un margen interesante para que Al-Attiyah salga en la última etapa a correr con tranquilidad sin la necesidad de exigir su unidad.
 
Nani Roma se aseguró el segundo lugar luego del retraso que tuvo Loeb producto de un inconveniente en la trasmisión que lo demoró más de 20 minutos en las dunas peruanas cuando venía siendo el más veloz de la jornada en el parcial que salía y volvía a Pisco.
 
La nota destacada del día fue el abandono de Stephan Peterhansel con el Mini luego de sufrir un accidente en las dunas y tener que abandonar la competencia. Algo que el francés no hacía desde la primera edición disputada en el continente americano.
 
"Llegamos a una duna y aterrizamos de frente en la siguiente. Todo fue tan rápido que David, mirando el libro de ruta en ese momento, no esperaba el impacto", comentó Peterhansel. Su acompañante fue derivado a un hospital de Lima para mayores estudios de rutina.
 
Nasser Al-Attiyah tiene su tercer Dakar entre sus manos. Ya acaricia el título aunque todavía queda mucho camino por recorrer en un terreno que puede ser muy traicionero. De concretarse el triunfo sería la primera victoria con la marca japonesa.

Dejá tu comentario