Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | Alberto Fernández | Canadá | Comisión Interamericana de Derechos Humanos | coronavirus | Derechos Humanos | Estados Unidos | macrismo

Negaron que hayan liberado 1000 presos ante el riesgo de contagio de coronavirus

El Consejo de la Magistratura dijo que los casos no llegan a 200. El gobierno insiste en que las liberaciones se evalúan de acuerdo al riesgo de contagio.

El titular del Consejo de la Magistratura, Alberto Lugones, negó que haya 1000 presos liberados ante el riesgo de contagio de coronavirus y aseguró que solamente se otorga el beneficio de la prisión domiciliaria a "aquellos casos en que se justifique por el riesgo para su salud". "No llegan ni a 200", estimó Lugones y negó las cifras que se publicaron en los medios de comunicación vinculados al macrismo que indicaba que los presos liberados superan los 1000."Verificamos que en cada caso que se pide la domiciliaria se cumplan las condiciones y que tengan alguna situación que justifique peligro de vida o de su salud", dijo.

El presidente Alberto Fernández recomendó seguir las indicaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre las posibles liberaciones a detenidos con riesgo de salud debido a la concentración humana dentro de las cárceles que podrían provocar una ola de contagios.

El titular del Consejo de la Magistratura aclaró que, en muchos casos, los penales cuentan con hospitales para atender a esos internos, pero, cuando "hay problemas de hacinamiento, eso no se puede dar, y hay que otorgar la domiciliaria tomando recaudos de seguridad para los vecinos del interno".

El juez aclaró que, en todos los casos, se toma "muy en cuenta la naturaleza del delito cometido por quien pide el beneficio"."No es lo mismo quien vendió 20 gramos de droga que un jefe narcotraficante, o el de un secuestro seguido de homicidio", sostuvo el camarista.Por su parte, el Secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando “Chino” Navarro, también consideró necesario evaluar las condiciones de los detenidos en medio de la pandemia.

"El problema de las cárceles es mundial. En Estados Unidos y Canadá se liberaron presos" dijo y agregó que la intención del gobierno es buscar un mecanismo para "preservar la salud" de las personas privadas de su libertad y que "no son un peligro para la sociedad"."Antes de la pandemia ya se venía discutiendo la situación de la población carcelaria. Con la pandemia se agudizó", aseguró Navarro.

Además puntualizó que "estamos hablando de personas que están en condiciones de estar fuera de la cárcel".

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario