Distanciamiento 18 de junio 2020
Nacionales | espionaje ilegal | Fiscales | Susana Martinengo | Mauricio Macri

Nieto presentó un escrito en la causa por supuesto espionaje ilegal

Nieto presentó un escrito y realizó un monólogo de 28 minutos sin responder preguntas ante el juez de Lomas de Zamora y los fiscales que lo investigan por espionaje ilegal

El exsecretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto, sostuvo hoy que el expresidente "nunca" le pidió "ningún informe de inteligencia" y calificó de "falaz" la acusación en su contra, al prestar declaración indagatoria por espionaje ilegal. "Nunca el expresidente Mauricio Macri me pidió ningún informe de inteligencia", sostuvo Nieto al exponer durante 28 minutos ante el juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge y los fiscales del caso, Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, informaron fuentes judiciales.

Con la imputación en la mano, Nieto hizo un monólogo que grabó para cumplir así con su indagatoria a través de la plataforma virtual Zoom y entregó un escrito, sin aceptar responder preguntas.

Embed

Relación con Martinengo

El ex secretario privado durante los cuatro años de gobierno de Macri se distanció además de otra imputada en el caso, Susana Martinengo, la encargada de la correspondencia presidencial que tenía vínculo con al menos tres de los espías acusados por maniobras de espionaje ilegal. "Mi relación con Susana Martinengo era absolutamente profesional. La conozco directamente en la Casa Rosada, no la llevo yo, ni mucho menos, no era alguien de mi confianza. Hablaría con ella una vez cada dos meses. No tenía ni cargo jerárquico, ni firma, ni había sido nombrada por Boletín Oficial. Esa es mi relación y cualquiera en Casa Rosada lo puede contar", aseguró en el descargo. "Nunca Susana Martinengo me dio ningún tipo de informe de inteligencia", dijo al sostener que "era una empleada más" en una planta de 125 personas que estaban bajo su cargo, divididas en 3 grandes áreas que a la vez tenían sus propios jefes.

Al diferenciarse de Martinengo, enfatizó que no conoce a "ninguno de los espías imputados en la causa" y que nunca supo de las "supuestas reuniones de espías y Martinengo en la Casa Rosada". El exsecretario presidencial sostuvo además que sigue trabajando para Macri y que no hay evidencia en su contra. Sin embargo, debido a la modalidad que eligió para su descargo, los fiscales no pudieron preguntarle por los dos informes que le habría dado Martinengo, según surge de la acusación, o por un supuesto ingreso a la Agencia Federal de Inteligencia en marzo de 2018 que surge de los libros de ingresos y egresos de la central de espías.

En su exposición, Nieto sí explicó por qué durante la investigación sólo apareció uno de los 2 celulares que figuraban a su nombre: dijo que el aparato que no fue encontrado era el que le había suministrado el Gobierno durante su paso por la Casa Rosada y que lo devolvió al dejar el cargo.

Además, volvió a cuestionar la extracción de información realizada sobre su teléfono celular y la evidencia obtenida a partir de ello, dejó en claro que no confiaba en los fiscales a cargo de la investigación, y les dijo, a ellos y al juez: "Le pido que sean justos e imparciales". "Alguien metió mano en el celular, está queriendo fabricar evidencia contra mí. No hay nada, siento mala fe, espero que se subsane. Admiten como prueba válida un celular que ha sido manipulado", insistió.

En el escrito que entregó antes de iniciar la audiencia, Nieto recordó que los fiscales fueron recusados por él y cuestionó la competencia del juez Auge para intervenir en la causa, pese a lo cual se presentó a la citación judicial. Además, insistió en la nulidad de la prueba obtenida de su teléfono celular por violación de la cadena de custodia

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario