Dengue
Santa Fe | Pablo Javkin | Cuarentena | Rosario | Carlos Parola | Jubilados | Omar Perotti | Pami | Santa Fe | transporte público | Ministerio de Salud

Pablo Javkin pidió que respeten la cuarentena

En la vecina ciudad, como en otros puntos del país, es visible la laxitud de la cuarentena por parte de la población "se nota un mayor movimiento", confesó Javkin.

A partir del lunes, las calles rosarinas amanecen más pobladas que los días anteriores cuando la cuarentena era respetada a rajatabla por la mayoría de los vecinos. Más tránsito de autos y presencia de peatones puso en alerta a las autoridades sanitarias de la ciudad y la provincia.

"Se nota un mayor movimiento sobre todo de autos por las mañanas. Es algo notorio pero muy inferior a un día normal", calculó Pablo Javkin. Según el intendente, esto responde, en parte, a la apertura de nuevas excepciones que comenzaron a regir esta semana en simultáneo con la extensión del cronograma de pago a jubilados y beneficiarios sociales.

"Vemos que hay un crecimiento en el uso del transporte público coincidente con el horario bancario", reconoció Javkin, pero dijo que nota un relajamiento de la cuarentena en las últimas horas.

"Por eso, hay que insistir para que los vecinos y vecinas se queden en sus casas, no hay que aflojarle porque el aislamiento social es la única vacuna que por ahora conocemos para hacer frente a esta pandemia", agregó.

Y aclaró, que las clausuras de establecimientos por abrir sin estar comprendidos por las excepciones de actividades esenciales, disminuyeron considerablemente a la vez que aseguró que muchos recursos municipales están orientados a los controles.

"Vemos que los contagios día a día crecen y de lo que se trata es que ese crecimiento sea más lento. Pero que nadie crea que no tenemos un problema, por eso es fundamental que se respete la cuarentena", reiteró.

Hay que insistir en que los vecinos y vecinas se queden en sus casas, no hay que aflojarle porque el aislamiento social es la única vacuna que por ahora conocemos para hacer frente a esta pandemia

Desde el inicio de la epidemia, en Santa Fe registraron 187 casos confirmados, según el informe vespertino de este martes que emite el Ministerio de Salud de la Provincia. De los cuales, 77 corresponden a la ciudad de Rosario.

De los contagiados, ninguno se encuentra en terapia intensiva y hasta ahora se reportó un solo fallecido, el cónsul chileno Fernando Labra Hidalgo, quien llegó al país el 17 de marzo y a los pocos días su salud empeoró rápidamente debido al virus sumado a sus afecciones crónicas.

En ese sentido, la ciudad de Rosario cuenta con una importante infraestructura sanitaria. Posee grandes efectores que dependen de la provincia, otros tanto municipales y dos policlínicos de PAMI además de una red de sanatorios y clínicas privadas que vienen trabajando junto al sector público de manera coordinada hace años

El 70 % de las camas críticas las posee el sector privado, Javkin aseguró que en la ciudad los titulares de clínicas y sanatorios integran la mesa de coordinación común.

El problema es que en caso de un acelere significativo de la curva de contagios, toda esa infraestructura no sea suficiente para dar respuesta a la población, sobre todo, a la de mayor riesgo con la amenaza de que el sistema se vea colapsado.

Ante esta posibilidad, Javkin junto al gobernador Omar Perotti inauguraron el primer centro de aislamiento en las instalaciones del Hipódromo con capacidad para 1.200 pacientes con sintomatología leve.

Además, esta semana se recibieron otros cinco respiradores y mientras más se dilate la llegada del pico de contagios, habrá más tiempo en conseguir mayores recursos, una ecuación que está en la cabeza de cada funcionario con responsabilidad en la gestión.

A su vez, desde el gobierno provincial advirtieron sobre una mayor circulación y relajamiento de la cuarentena en distintas ciudades. Por lo cual, el ministro de Salud santafesino, Carlos Parola, le pidió a la población: "no bajemos los brazos".

Hemos visto con mucha preocupación la cantidad de gente que sigue saliendo de sus casas y esto constituye un peligro muy grande que corremos. Hemos hecho un gran esfuerzo, lo seguiremos haciendo, entonces no bajemos los brazos.

En rigor, es un fenómeno se viene observando en distintos puntos del país y que responde, precisamente, a que la cuarentena temprana permitió amesetar los contagios, evalúan en los despachos oficiales.

"Hemos visto con mucha preocupación la cantidad de gente que sigue saliendo de sus casas y esto constituye un peligro muy grande que corremos. Hemos hecho un gran esfuerzo, lo seguiremos haciendo, entonces no bajemos los brazos", suplicó el funcionario.

Existe prácticamente unanimidad de criterios en persistir con la firmeza en cuanto a la cuarentena y ser muy selectivos respecto de alguna modificación de la misma que permita la incorporación gradual y paulatina al trabajo. Nos está yendo bien, estamos en un camino que entendemos todos que es el adecuado", amplió el titular de la cartera de salud.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario