de pie
Entrevista |

Pablo Llonto y “las listas parciales” de la historia argentina más lúgubre

Pablo Llonto, representante legal de varias familias de asesinados y desaparecidos por la dictadura entre las que se encuentra la de Santucho, confirmó en Rico al Cuadrado que tras los allanamientos realizados se encontró “documentación importante”. El abogado que representa a Roberto Santucho reiteró el reclamo de varias familias de desaparecidos en cuanto a que se “se abran los archivos de la Conferencia Episcopal Argentina para tener acceso a la documentación que en los años 76’77’y 78’algunos sectores jerárquicos tenían connivencia con los militares”. Recordemos que días atrás, la Iglesia Católica corroboró, por primera vez, ante la Justicia que por lo menos desde 1978 sabía que la dictadura militar asesinaba a las personas detenidas-desaparecidas, cosa que nunca hizo pública, y también que sus máximas autoridades discutieron con el jefe supremo de la dictadura cómo manejar la información sobre esos crímenes. Además Llonto ratificó que estos documentos también permitirán “individualizar quien era el militar que daba los informes a los miembros de la Iglesia para avanzar en la búsqueda de la documentación”. En el mismo orden, Llonto coincidió con lo publicado en el libro “Disposición Final”, de Ceferino Reato, que señala que no había una “lista única”, sino listas parciales”, al tiempo que repudió los dichos de Videla “que admite no solo el asesinato sino su planificación y deja sin argumentos defensivos al resto de los represores en los juicios que se les sigue”. El representante legal de Santucho que fue ejecutado en julio de 1976 y luego su cadáver fue exhibido a la prensa pero luego desapareció misteriosamente recordó que Videla dijo sin eufemismos que los detenidos-desaparecidos eran “condenados” y “ejecutados” y que ese método se había adoptado por comodidad porque creían que “no provocaba el impacto de un fusilamiento público”, que “la sociedad no lo iba a tolerar”. Para Pablo Llonto se está llegando a conocer que el genocidio “estaba planificado desde antes del golpe y el objetivo no era la lucha contra la subversión sino poner orden en el país”. También revalidó que las “listas parciales” eran construidas por los comandantes en jefe de los 5 cuerpos de ejército. Pablo Llonto revalidó también que en los últimos allanamientos realizados se encontró documentación importante, tanto en el domicilio particular de Videla, de su ex ministro del Interior, Albano Harguindeguy, y del ex general, Omar Santiago Riveros, jefe de Institutos Militares de Campo de Mayo durante la última dictadura que permitirán sobre “la lista de cada uno de los Cuerpos de Ejército”. Claudia Romero desde redacción DERF
Vegetarianos

Dejá tu comentario