Actualidad | Buenos Aires

Pablo Rago acusado de violación 

Pablo Rago fue denunciado por violación por una joven que presentó una exposición en la Comisaría Comunal N° 11 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.  

La denunciante, llamada Érica Basile, aseguró en el año 2015 tuvo un encuentro con el actor y que él la penetró sin su consentimiento.

"Previo al hecho, en las charlas que teníamos, el señor siempre pidiéndome fotos. Incluso cuando estaba embarazada, porque me dijo que le excitaba. Me dio impresión y lo dejé pasar. Pasado un tiempo volvimos a hablar, fui a su departamento, nos besamos, hasta ahí todo bien. Aparte, estábamos hablando de trabajo, me había prometido trabajo en limpieza o maquillaje. Yo estaba en una mala situación porque me estaba separando, estaba sola, mal. Me dijo “contás conmigo”, indicó Basile en El show del espectáculo.

“Hasta ahí todo bien. Empezó a tocarme e introdujo sus manos haciendo presión en mis partes íntimas, y lo que él quería... él tenía un pedido sexual, que yo no estaba acostumbrada. Quería que lo orine. Me tocaba para que lo orine encima”, dijo y añadió que esa situación fue filmada por Rago con una cámara profesional.

“Yo no quería y le corrí la cámara, pero la dejó. Siguió haciendo lo que él quería. Se puso histérico y caprichoso porque yo no accedí a lo que él quiso. Me siguió apretando para que lo orine y me puse incómoda, me di cuenta de que no estaba bien lo que estaba pasando. Empezó a gritarme diciéndome 'para qué viniste, no sos una nena'. Yo le dije que no me gustaba que me traten como una puta, le puse los puntos, pero me hacía burlas. Siempre me humilló, me ninguneó, siempre”, mantuvo la mujer.

“Cuando logró calmarse, se volvió a acercar y ahí hubo una penetración que no fue consentida”, aseveró Basile.

“Cuando me fui no lo hablé con nadie porque no sabía cómo. No me salían las palabras, y tampoco lo hice con un familiar. Era algo que me perturbaba mucho”, continuó Basile, antes de explicar que decidió denunciarlo para liberarse de la humillación y obtener tranquilidad en su vida.

“Después de eso me mandaba videos masturbándose y preguntándome ‘¿Cuándo vas a venir a tocarme?’. Yo no volví más, quedé humillada. Él me pedía fotos y fue como un abuso de poder. Él denigra a las personas”, aseguró.

“Es un violento y un machista. La mujer es un objeto para él. Está claro. Juega con la necesidad de la gente y se burla. Todo lo que le había contado era para su estimulación y no tuvo sentido. Se ve que tiene algún problema sexual”, finalizo.

Dejá tu comentario