Distanciamiento 18 de junio 2020
Internacionales | Anticuerpos | coronavirus | salud

Pacientes graves producen anticuerpos que agravan su estado

Un estudio científico arrojó que más del 10% de los pacientes graves de coronavirus producen anticuerpos que empeoran la enfermedad.

Un estudio científico arrojó que más del 10% de los pacientes graves de coronavirus producen un tipo de anticuerpos que empeora su estado de salud.

En estas investigaciones participaron los hospitales españoles Vall d´Hebron de Barceloma Bellvitge de L´Hospitalet, Can Ruti e IrisCaixa de Badalona, Mútua de Terrassa y el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr- Negrín, entre otros más.

A los grandes factores de riesgo conocidos como ser hombre, ser mayor y tener enfermedades preexistentes, ahora se le suma defectos genéticos congénitos que pueden impedir que el sistema inmune combata y elimine al virus.

Este problema es más común en los hombres, por eso la tasa de contagio y mortalidad es mayor que en las mujeres.

El inmunólogo del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín y coautor del estudio, Carlos Rodríguez-Gallego, aseguró que "este hallazgo va a cambiar el tratamiento de algunos pacientes" y agregó: "Nuestro equipo está estudiando ya cómo establecer ensayos clínicos para identificar a los pacientes que producen este tipo de autoanticuerpos y tal vez tratarlos con otro tipo de anticuerpos para contrarrestar el problema".

Esta investigación consistió en el análisis de casi 1.000 pacientes con neumonías muy graves provocadas por el coronavirus y, se las comparó con la de 600 infectados asintomáticos o con síntomas leves y con un tercer grupo de 1.200 voluntarios sanos.

En ese sentido, se llegó al resultado que en el 10,2% de los pacientes se hallaron anticuerpos que neutralizan al interferón tipo 1, que es una molécula esencial para lanzar una alarma general cuando un virus entra en nuestro cuerpo.

Minutos después de que el SARS-CoV-2 infecta a una célula se pone en marcha la primera línea de defensa del sistema inmune. Cuando se detecta la presencia del virus, las células dendríticas comienzan a producir una proteína que manda una señal de alarma a todo el cuerpo: el interferón 1. Estos interferones pueden unirse a las células de casi todos los tejidos del cuerpo y modifican su metabolismo para que activen sus mecanismos de defensa antiviral.

Otro de los resultados de este estudio, es que existe una porción de pacientes que tiene defectos genéticos que les hacen producir anticuerpos que en vez de neutralizar al virus, solo están diseñados para bloquear al inferferón 1.

El coautor del estudio e investigador Icrea en IrisCaixa, Javier Martínez-Picado, señaló que "el interferón se llama así porque interfiere con la multiplicación del virus y la detiene" y añadió que "los autoanticuerpos que producen estos pacientes secuestran al interferón y lo anulan.

Para más información: Coronavirus: Las máscaras de plástico no son efectivas

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario