Distanciamiento 18 de junio 2020
Omar Perotti | Rosario | coronavirus

Perotti anunciaría mañana nuevas medidas para Rosario 

Perotti se reúne este jueves con el comité de expertos y el viernes a la noche anunciaría las nuevas medidas por la pandemia de coronavirus. Los datos epidemiológicos "no son los esperados" y se decretaría una prórroga del aislamiento.  

El gobernador Omar Perotti encabeza este jueves a la tarde una reunión clave con el comité de expertos por la pandemia de coronavirus antes de anunciar, este viernes, cómo continúan las restricciones a las actividades y la circulación.

Desde la Casa Gris de Santa Fe ya adelantan que los datos epidemiológicos de contagios y ocupación de camas, sobre en todo en Rosario donde la saturación ya es una realidad,“no son los esperados” y por eso aunque, no es lo deseado, los departamentos del sur provincial seguirían con un aislamiento y algunas novedades.

El ministro Rubén Michlig dijo que existe “extrema preocupación” y alerta sanitaria ante un “panorama que no era el esperado, después de más de diez días de pseudo aislamiento”.

Michlig afirmó que seguir con las restricciones “está lejos de ser lo ideal” pero reconoció que el gobierno se ve obligado ante “la evolución de la pandemia”. “Hoy la situación pareciera que no va a dar a lugar (a una apertura de la economía)”, definió.

Sin embargo, el gabinete de Perotti sostiene una mesa de diálogo con distintos sectores para diseñar protocolos de cada actividad, con modalidades específicas y horarios, y diagramar “un marco de connivencia con la pandemia”, algo que los especialistas e infectólogos no recomiendan en este momento pues según ellos, piden volver a fase 1 y están en el otro extremo del pedido de comerciantes o empresarios.

Tras la reunión de Perotti con los expertos, desde las 18, el gobernador tomaría una decisión y la comunicaría entre la tarde y la noche del viernes. Aunque faltan los detalles, se mantendrían muchas de las restricciones impuestas hace dos semanas (y que vencen este sábado).

Es una fija que la región seguirá sin oficinas abiertas en la administración pública. Lo más probable es que los comercios se mantengan con delivery y modo para retirar (o take away).

Rosario propuso un protocolo especial para los gastronómicos con mesas en la vereda, hasta cuatro personas por lugar, y distancia de metro y medio entre mesas; además de personal de seguridad que haga cumplir esas medidas. El plan estaba en estudio aunque no cuenta con el visto bueno de los epidemiólogos.

Los profesionales podrían llegar a atender pero por turnos y los comercios barriales de hasta 40 metros reabrirían sin empleados, siempre según esa propuesta que debe ser analizada, como también el gobernador escucha a los infectólogos.

Le toca a Perotti, entonces, sintetizar todas esas voluntades encontradas en un solo anuncio que actualice qué se puede hacer y qué no en la ciudad en tiempos de pandemia acelerada.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario