Deportes | Chino Maidana | Boxeo

Phil Lo Greco, el peligroso boxeador que podría arruinar el regreso del "Chino" Maidana

Le dicen "The Italian Sensation" y sería el elegido para enfrentar al pugilista argentino en agosto

"Maidana y yo fumamos cigarros y bebemos coñac. Hemos tenido una vida similar en el tiempo reciente. Es una pelea que me gustaría tener". Nadie sabe si Phil Lo Greco ya tenía certezas sobre lo que podría venir o si simplemente fue un anhelo que expresó en las redes sociales. Lo cierto es que el controvertido peleador canadiense hizo público su deseo de ser el primer rival en el regreso del "Chino" Maidana a los cuadriláteros a comienzos de febrero y todo se encamina para que finalmente aquella frase al aire se transforme en una certeza.

Durante las últimas horas se conoció que el pugilista de 34 años se subiría al ring en agosto –aunque también podría ser en septiembre– para ser el contendiente del regreso de Marcos Maidana al boxeo luego de cinco años de inactividad.

Polémico y excéntrico, las redes sociales del canadiense son una oscilación permanente entre el deportista obsesivo con el boxeo y el bonvivant que goza de la vida entre habanos, la pasión por la comida y el alcohol.

Apodado "The Italian Sensation", cerró el 2018 en los 90 kilos, aunque ya es habitual en su carrera sus fluctuaciones constantes de peso. Su último combate fue en abril del año pasado en la velada que marcó el regreso de Amir Khan –derrotado por Maidana en 2010– tras dos años fuera del boxeo: el británico lo noqueó en apenas 40 segundos.

Más allá de esa decepcionante presentación, Lo Greco parece más interesado en promocionar su devoción por los habanos y su programa de comida llamado "Culinary fighter" que por profundizar su carrera boxística. Sin embargo, no deja de ser un contendiente peligroso y con un currículum de primer nivel.

Con 28 triunfos (15KO) y 4 derrotas, el canadiense tocó su pico de fama en junio del 2010 cuando venció al polaco Slawomir Ziemlewicz antes de la campana del 9° round y se apropió del título mundial welter del Consejo Mundial de Boxeo. Un año más tarde se lo quitaron: acusó una lesión en la espalda, no llevó a cabo el reto obligatorio ante Victor Lupo y lo despojaron del cinturón.

Aquel logro, a pesar de todo, se transformó en la puerta de entrada para las grandes veladas de su trayectoria cuando todavía estaba invicto: enfrentó a Shawn Porter (2013) en Atlantic City y a Errol Spence Jr.(2015) en Las Vegas. Es decir que tres de sus cuatro peleas perdidas fueron contra pugilistas de renombre.

Otro de los detalles curiosos en la vida Phil es su paso por las filas de las fuerzas armadas italianas cuando a los 19 años se enlistó en su programa de boxeo.

"Sé que estuve haciendo las cosas mal. Como la gente sabe, me gusta mi cerveza, fumar mi cigarro y me gusta comer. Estoy en los 87 kilos ahora, Marcos Maidana está más gordo que yo. Sé que está volviendo y es la pelea que quiero. Yo necesito al menos ocho semanas para estar listo", afirmó durante los últimos días en uno de los tantos videos que comparte en las redes, tal vez ya con alguna confirmación puertas adentro pero que todavía no se conoció públicamente.

Previamente, había opinado sobre el retorno de Maidana a la actividad: "Probablemente está aburrido. Lo que vimos de Maidana contra Mayweather no lo vamos a volver a ver. Él pega fuerte, pero los puños no son todo. Veremos qué pueda hacer. Es un hombre que genera expectativa en el boxeo, pero no vamos a ver lo mejor de él".

El desafío está sobre la mesa y, por lo pronto, Lo Greco cumple un requisito indispensable en este escenario: es parte de la plantilla de deportistas de Premier Boxing Champions, la empresa que patrocina el retorno del "Chino".

Mientras tanto, Maidana intensifica su entrenamiento en el gimnasio que pertenece a Floyd Mayweather con el objetivo de descender los más de 30 kilos de más para poder subir a la balanza y reflejar los 66,600 kgnecesarios para ser parte de la categoría welter. "Hago la primera pelea, gano y voy a desafiar a Pacquiao", advirtió días antes de comenzar su estricto régimen bajo la supervisión del preparador físico Alex Ariza.

Sobre su espalda carga con el peso de cinco años de inactividad desde aquella derrota en las tarjetas ante Mayweather en septiembre del 2014. A los 35 años, y con un récord de 35 victorias –31KO– y 5 derrotas, el "Chino" desea firmar un regreso con éxito: por delante tiene tres peleas pautadas y una millonaria suma en dólares.

“Él pega fuerte, pero los puños no son todo”, dijo

FUENTE: Infobae

Dejá tu comentario