Santa Fe | Puerto de Santa Fe | Banco de Santa Fe | Fiscales | IVA

Piden investigar a Marcelo Vorobiof por evasión impositiva agravada

El ex titular del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe está bajo la mira de la justicia federal.

El ex titular del Ente Administrador del Puerto de Santa Fe está bajo la mira de la justicia federal. Es porque usó documentación apócrifa para falsear declaraciones de IVA. El denunciado ya tiene un procesamiento en la justicia provincial por peculado y negociaciones incompatibles.

El Fiscal Federal Walter Rodriguez pidió abrir formalmente una investigación para establecer si Marcelo Héctor Vorobiof, ex administrador del Puerto de Santa Fe, violó la ley penal tributaria en dos periodos fiscales en los que estuvo al frente del ente portuario santafesino.

El requerimiento del fiscal se sustenta en informes de la Afip en el que se observa ocultamiento de la obligación tributaria mediante presentaciones engañosas correspondientes a la liquidación del IVA en los períodos 2012 y 2013. Según los pesquisas tributarios se usaron documentos apócrifos para achicar los montos que se debían tributar, ocasionando un perjuicio al fisco de casi $ 490.000 en 2012 y poco más de $ 460.000 en 2013.

El informe de la Afip destaca a un grupo de proveedores, como Aníbal Carioliche, Salvador Pensato, Trasporte de Cargas y la irregular Cooperativa de Trabajadores del Puerto, que tenía el propósito de evadir la ley laboral, responsabilidad del Ente Protuario.

Como ya se probó en la causa provincial, en la que está firme el procesamiento de Vorobiof por negociaciones incompatibles y peculado, Carioliche era socio en la empresa Rumbo Portuario SRL, junto a Rodrigo Fabián Carelli, María Guadalupe Oroño y Gisel Sequeira.

Aníbal Daniel Carioliche era un prestanombre. Hasta su asesor contable aseguró que su cliente no operaban como prestador, que hacía tareas de limpieza y albañilería. Hoy se encuentra alojado en la cárcel de Las Flores, condenado a 14 años de prisión por un crimen y cuya sentencia vence el 10 de mayo de 2028, se explicó desde el Servicio Penitenciario.

En el caso de Salvador Pensato, Transporte de Cargas, la Afip lo consideró sin capacidad financiera, al mismo tiempo que detectó desproporcionadas sumas facturadas por el Ente por servicios de mano de obra y lo declarado por la Cooperativa en concepto de remuneraciones a sus empleados. Los investigadores detectaron que gran parte de los cheques que emitió el Ente a la Cooperativa fueron cobrados por un jubilado, empleado en la Legislatura santafesina, llamado Atilio Luis Celauro.

Se observaron también cheques de terceros del Nuevo Banco de Santa Fe, a favor de la Cooperativa cobrados por personal del Ente, autorizados por Victoria Lascurain y Marcelo Vorobiof, según el caso.

FUENTE: Zona Crítica

Dejá tu comentario