Santa Fe | ciudad de Santa Fe | Narcotráfico | Santa Fe | Justicia | Cocaína

Pidieron la prisión domiciliaria para la "curandera" investigada por narcotráfico

Se trata de Vanesa Saravia.

En la ciudad de Santa Fe habían sido detenidos la "curandera umbanda", Vanesa Saravia, y su marido, Martín Albaristo.

Junto a ambos fueron apresados Guillermo Paz, Álvaro Juriol, Ángel Aguiló, Leonardo Rivero, Kevin Arce y Germán Dogañeri, en el marco de una causa por narcotráfico.

El proceso judicial se inició en agosto y finalizó el jueves 7 de noviembre con varios allanamientos en inmuebles de la ciudad, que derivaron en el secuestro de casi 150 kilos de cocaína y cinco vehículos de alta gama.

Por este caso, el abogado de Saravia y Albaristo, Claudio Torres Del Sel, dialogó con el programa Será Justicia.

En el ciclo radial contó que lo que más incrimina a sus defendidos en la causa son "registros fílmicos" y agregó que ya los pidió "para poder identificar si nuestros defendidos están dentro de esas filmaciones".

Asimismo, el letrado aseguró que tanto Albaristo como Saravia tiene un trabajo y que su dinero lo ganan en buena ley. En este sentido, expresó que su defendida "tenía un trabajo religioso en un templo".

En base a la sospecha que indica que la mujer es la cabecilla de la actividad ilícita, Torres Del Sel advirtió "primero van a tener que demostrar que es la líder de una organización".

Por otra parte, el abogado reveló que ya pidió la prisión domiciliaria para Saravia bajo monitoreo electrónico, ya que la misma tiene tres hijos menores de edad. Por consiguiente, confía en que la Justicia atenderá el pedido por "la convención de los derechos del niño".

Además, también agregó "hay muchos casos análogos donde se determina que se debe privilegiar la presencia de la madre en el hogar con los hijos menores”.

En referencia a la casa de barrio Guadalupe, Torres Del Sel aclaró que la vivienda ubicada en la calle Echagüe al 6900 "había sido alquilada recientemente y se iba a utilizar para las actividades del templo".

Por último, el letrado señaló que este inmueble lo había alquilado una amiga de Saravia y añadió que "en la ciudad hay templos donde van miles de personas y tienen recaudaciones gigantescas las que producen esas prácticas religiosas”.

Dejá tu comentario