Santa Fe | Centro de Justicia Penal | Estupefacientes | Justicia | Rosario | Violencia Institucional

Policía condenado por extorsión y allanamientos ilegales

Un suboficial de la comisaría 20ª fue acusado de pedirle dinero a un vendedor de drogas y de allanarle la casa sin autorización judicial.

El efectivo no quedo preso, ya que la pena fue de tres años de prisión condicional. Lo acusaron de pedirle dinero a un hombre para no detenerlo por venta de droga, y por haberle allanado después la casa sin autorización judicial

Un suboficial de la Policía de Rosario fue condenado hoy a 3 años de prisión condicional por exigirle a un hombre para no detenerlo por venta de droga.

Luego allanó (sin autorización judicial) en dos oportunidades la vivienda del denunciante. El oficial fue detenido el 29 de marzo pasado, cuando se realizó una entrega controlada de dinero que había pedido para "beneficiar" a la víctima en las causas judiciales que tenía en su contra.

En una audiencia que se desarrolló en la sala 4 del Centro de Justicia Penal, la jueza penal de primera instancia Hebe Marcogliese aprobó un procedimiento abreviado por el que condenó al suboficial de la comisaría 20ª Miguel Gómez García. De esta manera, el agente recibió la pena de tres años de prisión condicional con reglas de conducta y la inhabilitación especial para ejercer cargos públicos por el plazo de tres años.

A Gómez García lo condenaron por los delitos de extorsión con intimidación, en dos hechos, y por allanamientos sin orden judicial. Todos fueron cometidos entre enero y marzo de este año.

Según la acusación de la fiscal de Violencia Institucional Karina Bartocci, el primer delito fue cometido el pasado 7 de enero, cuando el policía citó en Travesía y la rotonda Rosario a un hombre. Junto a otro agente le exigieron dinero porque dijeron saber que vendía estupefacientes.

El suboficial Gómez García allanó sin autorización judicial la vivienda del mismo hombre el 2 y el 28 de marzo pasado, situada en Garzón al 1400. En la última oportunidad además exigió el pago de 100 mil pesos a cambio de beneficiarlo en las causas en trámite que tenía en su contra. También le aseveró que en las próximas horas el domicilio iba a ser allanado.

El policía fue detenido el 29 de marzo, fecha en la que se acordó el pago solicitado, pero por un monto inferior (10 mil pesos). El procedimiento tuvo lugar en Teniente Agneta y Carrasco.

Dejá tu comentario