Actualidad | Medicamentos | online | veganos | vegetarianos | fitness

Por qué deberías consumir espirulina

Excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes y proteínas.

La espirulina es un tipo de alga utilizada como suplemento nutricional debido a su excelente fuente de vitaminas, minerales y antioxidantes y proteínas, siendo considerada en la actualidad como un súper alimento debido a que proporciona diversos beneficios para la salud.

La espirulina está disponible en forma de polvo y en cápsulas, pudiendo ser ingerida con un poco de agua o agregarse a los jugos o batidos. Puede adquirirse en tiendas de productos naturales, farmacias, tiendas online e inclusive en algunos supermercados.

Propiedades de la espirulina

  • Proteínas: tiene una proporción de proteínas superior a la de otras fuentes, proporcionando un 65 por ciento de éstas al organismo.
  • Fácil digestión: la espirulina carece de celulosa, lo que hace que sea más fácil de digerir, incluso para las personas con mala absorción intestinal.
  • Lípidos: los ácidos grasos esenciales ocupan una importante proporción en la composición de la espirulina..
  • Minerales: la espirulina tiene una cantidad relevante de potasio, magnesio, calcio, zinc, manganeso, selenio, hierro y fósforo.
  • Vitaminas: la espirulina contiene una alta cantidad de vitaminas diversas como por ejemplo la vitamina E y otros elementos que destacan por sus propiedades antioxidantes, betacaroteno y todas las vitaminas del grupo B. Sin embargo, la vitamina B12 que aporta no es biodisponible para humanos, por lo que no sirve para sustituir la suplementación que requieren los veganos y vegetarianos.
  • Pigmentos: posee pigmentos en altas cantidades que podrían tener efectos antioxidantes y antiinflamatorios.
  • Alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados.

Precauciones:

  • Aquellos que tomen medicamentos que puedan incrementar el riesgo de hemorragia.
  • Mujeres embarazadas o niños en periodo de lactancia.
  • Aquellas personas que padezcan hiperuricemia, hipertiroidismo, fenilcetonuria, o bien algunas enfermedades del hígado y patologías autoinmunes.

Dejá tu comentario