Economía | YPF | Construcción | Industria | Laura Alonso | Justicia | Congreso | Cambiemos | Argentina | Paraguay | Río Paraná | San Lorenzo | Santa Fe

Por una millonaria licitación para transporte de combustible denuncian a YPF

Otorgó un contrato para construir barcazas que serán montadas en astilleros paraguayos en lugar de priorizar la industria nacional como exige la ley.

Cámaras y sindicatos del sector naviero objetaron una gigantesca licitación de YPF para el servicio de transporte fluvial entre San Lorenzo (Santa Fe) y Barranqueras (Chaco).

Los denunciantes dicen que la petrolera adjudicó a la empresa Horamar un contrato millonario para construir barcazas que serán montadas en astilleros paraguayos en lugar de priorizar, como exige la ley, a la industria nacional.

Se trata de un importante contrato de YPF para el transporte de marítimo de hidrocarburos y debería entrar en vigencia en enero de 2021. La intención de la empresa es reducir los costos logísticos para el río Paraná.

Según informó el portal EconoJournal, la Cámara de la Industria Naval (CINA) presentó una demanda ante la Oficina Anticorrupción que dirige Laura Alonso para que investigue si hubo irregularidades en el proceso licitatorio.

También, la titular del CIMA Silvia Martínez también demandó a YPF en la Justicia para solicitar que se secuestre toda la documentación vinculada con el concurso, incluyendo los correos enviados desde la petrolera a Horamar, una compañía controlada por el grupo griego Navíos Martime y que en Argentina está manejada por Claudio López.

En noviembre de 2017, con el apoyo de la bancada de Cambiemos, el Congreso sancionó la Ley de Promoción de la Industria Naval. La normativa prevé el estado argentino únicamente puede recurrir a la construcción de buques fuera del país si presenta un informe fundado ante la Comisión Asesora de la Industria Naval. Este requisito no figuró en los pliegos licitatorios, según plantearon los demandantes.

Son seis las barcazas tanque que serán construidas en el Astillero Chaco Paraguayo, aunque luego de la presión de los sindicatos locales Horamar accedió a que astilleros locales también participen del proceso. Como consigna EconoJournal, en CINA no comprenden por qué una empresa nacional "incentivará el desarrollo de la industria naval del país vecino, que es más incipiente y tiene menos capacidad instalada que la argentina".

Asimismo, según aseguran, desde YPF ya sabían que las barcazas se construirían en Paraguay y de hecho algunos técnicos de la petrolera viajaron para conocer los astilleros locales.

El SUPeH, el sindicato de los obreros marítimos de YPF, igualmente realizó una presentación ya que de concretarse el plan de Horamar, 200 personas podrían perder sus puestos de trabajo.

Dejá tu comentario