Dengue
Actualidad | Coronavirus | Papa Francisco | Vaticano | Roma | Iglesia | Internet | Televisión

¿Qué es la bendición Urbi et Orbi que el Papa dió a todo el mundo hoy?

Ante la pandemia del coronavirus, el papa Francisco decidió dar esa bendición de forma extraordinaria, pues tradicionalmente sólo se imparte dos veces al año: el 25 de diciembre y el Domingo de Pascua, fechas en que se recuerda el nacimiento y la muerte de Jesús

Desde que se desató la pandemia del coronavirus, el papa Francisco ha expresado su solidaridad con los afectados y ha realizado varias oraciones por las víctimas, las mismas que han podido ser seguidas en directo a través de Internet. Sin embargo, ante el avance de la enfermedad, el pontífice tendrá un gesto inédito este viernes al dar de manera extraordinaria la bendición “Urbi et Orbi”, dirigida a todos los fieles del mundo.

La “Urbi et Orbi”, palabras que en latín significan “a la ciudad (Roma) y al mundo”, es una bendición que los pontífices suelen impartir solo dos veces al año: el 25 de diciembre y el Domingo de Pascua, fechas en que se recuerda el nacimiento y la muerte de Jesús.

Se trata de la bendición más solemne que da el Papa y solo él tiene la facultad de impartirla. La bendición “Urbi et Orbi” otorga la remisión por las penas debidas por pecados ya perdonados, es decir, confiere una indulgencia plenaria.

Según la agencia católica ACI Prensa, 'el Catecismo de la Iglesia Católica explica que la indulgencia ‘es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia, la cual, como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos’”.

Asimismo, explica que las indulgencias, que pueden ser parciales o plenarias, pueden obtenerse para uno mismo o para el alma de un difunto. No se puede ganar una para otra persona viva.

Ante el difícil momento que vive la humanidad, el Vaticano informó días atrás que el papa Francisco decidió dar esta bendición y la indulgencia plenaria a los más de 1.300 millones de católicos del mundo y a todo quien quisiera seguir el mensaje transmitido por televisión, radio e Internet.

"A todos los que se unirán espiritualmente a este momento de oración a través de los medios de comunicación será concedida la indulgencia plenaria de acuerdo las condiciones previstas en el reciente decreto de la Penitenciaría Apostólica, dijo el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Matteo Bruni.

Bruni hizo referencia al decreto establecido por la Penitenciaría Apostólica el 19 de marzo, en el que se anunció que la Iglesia concederá una indulgencia plenaria especial a los enfermos por el coronavirus, así como a los profesionales de la salud, familiares y todos aquellos que se involucren en la lucha contra la epidemia, incluso por medio de la oración.

La diferencia más grande de la bendición “Urbi et Orbi” de este viernes con relación a las anteriores radica en que por primera vez en la historia el mensaje será dado por el Papa ante una plaza San Pedro vacía, sin los habituales miles de fieles que buscan estar lo más cerca posible al pontífice.

"Queremos responder a la pandemia del virus con la universalidad de la oración, la compasión, la ternura. Mantengámonos unidos. Hagamos sentir nuestra cercanía a las personas más solas y a quienes más sufren, había dicho el papa Francisco días atrás.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario