Actualidad | Cigarrillo

Razones para dejar de fumar

Muchos aspectos de nuestra vida mejoran cuando se destierra el hábito del tabaquismo

Abandonar para siempre el cigarrillo impacta de manera positiva numerosas cuestiones en la vida de una persona.

  • Aumenta la expectativa de vida: en promedio, se suman de 10 años.
  • Disminuye el riesgo de cáncer.
  • Baja la presión sanguínea.
  • Se reduce a la mitad la posibilidad de un ataque cardíaco.
  • Se reduce la incidencia de la enfermedad cardíaca en general, los accidentes cerebrovasculares y las cataratas.
  • Se reduce el peligro de desarrollar diabetes.
  • Aumenta la capacidad respiratoria: la función pulmonar mejora un 30% tras tres meses de dejar de fumar.
  • Se reduce el peligro de sufrir enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y en general infecciones de las vías respiratorias.
  • La piel recupera un aspecto saludable: una persona puede lucir más joven y el color amarillo desaparece de sus uñas y dedos.
  • Mejora la salud dental y la bucal.
  • Mejora la fertilidad.
  • Se recupera el sentido del gusto.
  • Se recupera el sentido del olfato.
  • La ropa, los objetos y los ámbitos del ex fumador dejan de oler a humo de cigarrillo.
  • Desaparece una causa de los problemas de disfunción eréctil.
  • Se elimina una causa de los ronquidos al dormir.
  • Se reduce la probabilidad de que los hijos fumen.
  • Mejora la salud de la familia, al no estar ya expuesta al humo de cigarrillo, ni a los residuos del tabaco en muebles, paredes, pisos y otras superficies. Esa exposición conlleva riesgos como asma, infecciones respiratorias y alergias.
  • Se reducen los conflictos con los seres queridos por el humo en el hogar, el tabaco de segunda y tercera mano.
  • Se elimina un factor de bajo peso al nacer: una embarazada que no fuma beneficia la salud de su bebé.
  • Aumenta la energía en general.

Dejá tu comentario