de pie
Río Paraná | Brasil | Instituto Nacional del Agua

Río Paraná: no terminó de descender su nivel ni mucho menos

La sequía en Brasil afecta directamente al litoral argentino. Son siete provincias las perjudicadas con la bajante del Río Paraná pero los niveles actuales...

La información es inquietante: el descenso del nivel del Río Paraná no terminó todavía, y la situación tenderá a empeorar en los próximos meses.

Así es, la bajante histórica que afecta al tradicional espejo de agua por la peor sequía en casi un siglo en Brasil, se encontraría lejos de tocar su punto más crítico, indicaron desde el Instituto Nacional del Agua (INA).

El organismo vaticina que, para fines de setiembre, el río alcanzaría su menor altura en la historia con -1,15 metros en Santa Fe, por lo que superaría la baja más profunda registrada hasta el momento, que data del año 1944 cuando registró -1,04.

Actualmente, el río Paraná mide cinco centímetros por debajo del cero en el puerto de Santa Fe, aunque las previsiones del INA indican que la próxima semana la marca puede ser de -0,22 metros. Por su parte, el Salado frente a la costa de Santo Tomé registra una altura de 0,58 metros y sigue en tendencia descendente.

Por caso, la gravísima situación que se vive en siete provincias argentinas por la bajante del río Paraná pone en jaque la provisión de agua potable, afecta seriamente la actividad pesquera y complejiza el movimiento fluvial de transporte de granos y comercio a gran escala.

El dramático escenario, podría continuar hasta diciembre. La bajante afecta casi por igual a las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. El dramático escenario, podría continuar hasta diciembre. La bajante afecta casi por igual a las provincias de Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires.

En este sentido, el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR) emitió en las últimas horas recomendaciones ante la “severa” bajante del Río Paraná, entre las cuales propicia ahorrar agua para el consumo diario y no quemar basura, pastizales o cualquier corteza vegetal, para reducir las posibilidades de provocar incendios forestales.

Incluso desde Aguas Santafesinas aconsejaron a los usuarios regular el uso del recurso justamente por esta crisis.

Vegetarianos

Dejá tu comentario