Actualidad |

Rosario, capital de la huelga.11 de septiembre de 2008 (El Ciudadano)

Trabajadores de la salud privada, de la API, Catastro y Senasa, más los docentes de la UNR y la UTN lanzaron medidas de fuerza en reclamo de aumentos salariales y por mejores condiciones laborales. La puja por la distribución de la riqueza se reavivó ayer en Rosario, y en este marco trabajadores que se desempeñan en distintos ámbitos realizaron medidas de fuerza para conseguir aumentos de salarios y mejores condiciones laborales. Así, empleados de la salud privada y de la administración pública, como en la API, Catastro y Senasa, cumplen hoy con el segundo día de paro de un cese de actividades por 48 horas. En tanto, en la jornada de ayer no se dictaron clases en la Universidad de Rosario (UNR) ni tampoco en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Por su parte, docentes de escuelas técnicas asistieron ayer al aula con normalidad, aunque con un quite de colaboración que suspendió las tareas administrativas. Con la garantía de guardias mínimas, personal afiliado a la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Atsa) que cumple funciones en sanatorios, geriátricos y psiquiátricos privados –como enfermeros, radiólogos, mucamas, personal de mantenimiento y administrativo– realiza hoy el segundo día de huelga de una medida de fuerza de 48 horas que se inició ayer con una marcha en demanda de una recomposición de haberes del 35 por ciento. Los dueños de clínicas y sanatorios, por su lado, propusieron a sus empleados una suba salarial del 25 por ciento en dos pagos, tal lo acordado a nivel nacional. El secretario adjunto del gremio local, Marcelo Liparelli, dijo que ese porcentaje es “insuficiente”. Por otra parte, en todas las delegaciones provinciales de la Administración Provincial de Impuestos (API) y del Servicio Provincial de Catastro no atienden al público, aunque sí asisten a los lugares de trabajo. Sucede que los agentes estatales nucleados en UPCN –quienes pararon ayer y hoy repiten la medida de fuerza– reclaman “respuestas oficiales” a sus reclamos. En este sentido, la Unión del Personal Civil de la Nación emitió un comunicado con las demandas: “Desde enero de 2008 se vienen realizando reclamos referidos a la superposición de funciones en las áreas de Ingresos Públicos y la Administración Provincial de Impuestos, y la ingerencia de funcionarios de esa Secretaría en áreas específicas de la API, ignorando las jerarquías y estructura orgánica de las mismas. Esto constituye una absoluta falta de respeto a la carrera administrativa de los agentes y una violación a las normativas vigentes”. Los mismos argumentos alegaron los empleados del Servicio de Catastro e Información Territorial de la provincia al explicar los motivos que los llevaron a plegarse al paro total de actividades por 48 horas que finaliza hoy. No obstante, trabajadores del Senasa fueron al paro en demanda de una suba salarial y por el pase a planta permanente del personal contratado. Como se había resuelto en el plenario de secretarios generales de Conadu, docentes de la UNR agrupados en la Coad pararon por su parte ayer a fin de exigir una recomposición de haberes de emergencia del orden del 20 por ciento “para cubrir el desfasaje provocado por la inflación en los salarios del conjunto de los trabajadores docentes universitarios”. Con el objetivo de hacer visible el reclamo, los docentes universitarios realizaron ayer a la tarde una clase pública frente a las puertas de la facultad de Humanidades y Artes. En tanto, al cierre de esta edición, la Conadu realizaba un plenario general en Buenos Aires a los efectos de evaluar el impacto de la huelga de ayer y para determinar las medidas de la semana que viene. Pese a que los docentes locales de la UTN habían resuelto una interrupción de las medidas de fuerza, desde la Asociación Gremial de Docentes de la UTN a nivel nacional dispusieron un paro de 48 horas (ayer y hoy) “en reclamo de una solución total a los docentes con irregularidades salariales en rechazo a la ridícula forma de ajuste de la movilidad en el proyecto de jubilación docente y por una urgente recomposición salarial”, según se explicó en un parte de prensa difundido por la institución. En tanto, hoy habrá una asamblea docente de la seccional Rosario de la UTN para resolver los pasos a seguir. Además, desde el centro de estudiantes de esa casa de estudios anunciaron una movilización para hoy a las 18.30 para pedir “más presupuesto y becas estudiantiles”. Por su lado, maestros afiliados a la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) realizaron ayer un “quite de colaboración” en rechazo al aumento salarial anunciado por el gobernador Binner. Los docentes del sector, quienes ayer dictaron clases con normalidad sin cumplir con tareas administrativas, se quejan por la “falta de respuestas” a sus demandas. Segundo día de paro en el Senasa En el marco de una protesta llevada a cabo en todo el país, empleados del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) de Santa Fe, nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) resolvieron una huelga de 48 horas que concluye hoy. Entre sus reclamos principales se anota un aumento salarial de emergencia de 600 pesos, la apertura de la paritaria sectorial, la actualización en los valores de servicios extraordinarios requeridos y de la movilidad por kilómetros recorridos y el pase a planta permanente de unos 600 empleados que están en forma precaria. Además del cese de actividades, los trabajadores realizaron asambleas en los lugares de trabajo.

Dejá tu comentario