Distanciamiento 18 de junio 2020
Santa Fe | Rosario | Justicia | Eduardo Trasante

Rosario: Imputaron a dos jóvenes por el crimen de un pastor

En Rosario la Justicia imputó a dos jóvenes de 19 y 23 años por el crimen del pastor evangélico Eduardo Trasante.

En Rosario la Justicia imputó a dos jóvenes de 19 y 23 años, identificados como Brian Nahuel "Buba" A. y Aníbal Maximiliano "Archi" G., por el crimen del pastor evangélico Eduardo Trasante.

Estos dos hombres habían quedado detenidos el sábado pasado por haber sido acusados de haber obtenido por $ 20.000 el auto robado que usaron los asesinos de Trasante para arribar y después escaparse de la escena del homicidio.

De acuerdo al punto de vista de los investigadores, los mismos presumen que, tanto "Archi" como "Buba", conocían el fin que para el cual iba a ser utilizado el vehículo y además, se estima que uno de ellos participó del asesinato ocurrido el 14 de julio.

El fiscal de Delitos Complejos, Matías Edery y su par de Homicidios, Gastón Avila, los imputaron por encubrir el robo del Peugeot 308 Allure blanco y como coautores funcionales del homicidio en su rol de aportar a la logística del transporte de los homicidas.

En ese sentido, los jóvenes de 19 y 23 años quedaron imputados como coautores de encubrimiento en concurso real con la coautoría funcional de homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y agravado por el uso de arma de fuego.

Según Edery, "los imputados tuvieron una participación importante en el hecho. Pusieron a disposición de un plan criminal, que evidentemente existió, el vehículo con el que se cometió. No descartamos que hayan tenido otra participación, pero hasta ahora podemos asegurar ésto".

En cuanto al móvil del asesinato de Trasante, Ávila expresó que "se están investigando varias vías, pero no las podemos adelantar. Creemos que nos estamos acercando a quien dio la orden, pero ésta es una empresa criminal mucho más grande que estas dos personas imputadas hoy".

Acerca del vehículo que usaron los delincuentes, se constató por la marca de un choque en la puerta delantera derecha del Peugeot, que registraron las cámaras, que el mismo había sido abandonado en zona sur.

El auto había sido robado el 10 de julio en una entradera en Juan XXIII al 6600, en la zona sudoeste. Por este hecho, uno de los ladrones, identificado como Ariel S. de 21 años, fue imputado por robo, pero no se lo vinculó con el crimen.

Para más información: Coronavirus: No se podrá entrar a Santa Fe sin hisopado negativo

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario