Santa Fe | Marcelo Saín | Rosario | marihuana | Cocaína | Narcotráfico | Los Monos | política | Santa Fe | Villa Gobernador Gálvez

Saín negó que la ola de violencia recrudeció por el cambio de gobierno

El ministro de Seguridad de Santa Fe afirmó que "los homicidios ocurren en los barrios donde se vende, pero la droga se consume en el centro, donde vive la gente honesta".

"No sabemos porque se acelera esto hacia fin de año, en enero, en febrero", expresó el ministro acerca de la ola de violencia estival.

El ministro de Seguridad Marcelo Saín aseguró que la ola de violencia que dejó 40 crímenes violentos en lo que va del año en Rosario corresponde a una “cuestión estacional, habitual para enero y febrero”.

“Son homicidios vinculados al negocio del narcotráfico que ocurren en barrios donde se vende la droga, no donde se consume”, advirtió el funcionario provincial, y sentenció: “La droga se consume en los barrios donde vive la gente honesta”.

Sain pidió quitar al crimen de Martín Sebastián Berton -asesinado de 30 disparos de arma de fuego ayer en Villa Gobernador Gálvez- la connotación política. “Es un muchacho que estaba comprometido con tramas criminales en la zona, no lo matan por ser hijo de la secretaria general del PJ”, afirmó.

También, afirmó que “todas las investigaciones rápidamente se orientaron en sentido positivo hacia la trama criminal de venta de drogas”. En ese sentido, explicó que “la mayoría de los homicidios ocurren en los barrios donde se vende la droga, está claro que la droga no se consume en esos barrios, la droga se consume en los centros, en otros lugares, donde vive la gente honesta”.

Insistió en que la serie de crímenes registradas tienen un trasfondo relacionado con las bandas narco que operan en la región. “Los crímenes ocurren porque la pelea comercial es feroz, es una pelea por el control del territorio, por las bocas de expendio, por la enorme rentabilidad que genera la venta de marihuana y cocaína en Rosario”, indicó.

Además recordó que “hace cuatro días mataron a una pareja -perteneciente a la familia Albornoz- que iba con su bebita en la zona de Ludueña en el noroeste, una zona integrada a la ciudad está claro, no es la tercera o cuarta periferia, esto ocurre adentro de Rosario, los mataron a los tres con una ametralladora, son cosas que ocurren habitualmente en Rosario, y que están íntimamente vinculados a esta disputa, rápidamente se sabe que son por conflictos comerciales o son vueltos, venganzas, de muertes anteriores”.

En declaraciones, Saín negó que la ola de violencia recrudeció por el cambio de gobierno. “Otros años ya pasó esto, en el año 2013 tuvimos la misma frecuencia criminal, uno los cuenta a partir de la llegada del gobierno, pero es habitual en los meses de enero y febrero, donde cayó un poco fue en 2014, 2015, y después en 2016 y 2017 bajó un poco, pero es estacional en esta época del año”, detalló.

No obstante, señaló que no conoce los motivos por los que aumenta el número de crímenes en los meses estivales. “No sabemos cual es la razón, nunca hubo una explicación del gobierno anterior, no sabemos porque se acelera esto hacia fin de año, en enero, en febrero”, admitió.

“Lo que sí sabemos es que las grandes organizaciones que antes regulaban el negocio y lo ordenaban de alguna manera, hoy tienen sus primeras y segundas líneas en la cárcel, desde donde manejan parte del negocio, con la dificultad de estar encerrados, muchos de estos eventos violentos son protagonizados por terceras y cuartas líneas”, precisó.

Y agregó: “Son pibes y pibas que gerencian el negocio de sus antiguos jefes, pero eran ex soldaditos que desarrollaban actividades más rústicas, pero no gerencian el territorio de la manera que lo hacían las primeras líneas que tenían más negociación con la policía, que tenían mayor capacidad de matizar la violencia porque les daba visibilidad y ponían en tela de juicio el negocio”.

“Notamos que el crimen organizado más ordenado de hace un tiempo hoy está más desorganizado, y está protagonizado por estas terceras y cuartos líneas, hoy Los Monos no son Los Monos”, sentenció.

Dejá tu comentario