Actualidad |

Santa Fe incentiva el desarrollo de energías no convencionales

Una de las normas establece un régimen promocional para energías no renovables. La otra adhiere a la ley que promociona el biodiésel. Hubo posturas encontradas en el recinto. Con una amplia mayoría constituida por justicialistas, socialistas, cavalleristas y algunos radicales, la Cámara de Diputados de la provincia sancionó dos leyes que apuntan a promocionar tanto la investigación, como el desarrollo, la generación, producción y uso de energías renovables no convencionales y biocombustibles. En cambio, aristas, demoprogresistas, Encuentro y algunos radicales votaron en contra de ambas iniciativas que provenían del Senado. Ahora, la provincia suma a la ley 12.503, sancionada el año pasado, que declara de interés la generación y el uso de energías alternativas o blandas a partir de la aplicación de las fuentes renovables, las iniciativas aprobadas ayer. Una de ellas, del senador justicialista Ricardo Spinozzi (PJ-General López) dispone un régimen promocional provincial para la investigación, desarrollo, generación, y uso de productos relacionados con las energías renovables no convencionales. La otra, originada en la senadora Patricia Sandoz (PS-Rosario), dispone la adhesión de la provincia a la ley nacional 26.093 que estableció el régimen de regulación y promoción para la producción y uso sustentables de biocombustibles. También la Cámara aprobó y giró en revisión al Senado otro proyecto por el cual la provincia adhiere a la ley N° 26123 sobre el régimen para el desarrollo de la tecnología, producción, uso y aplicación del hidrógeno como combustible y vector de energía. Los proyectos sancionados como leyes llegaron al recinto con dictámenes de las comisiones no obstante lo cual hubo fuertes cuestionamientos de parte de Antonio Riestra (ARI), Santiago Mascheroni (UCR) y Marcelo Brignoni (Encuentro) lo que motivó la réplica de Danilo Kilibarda (PJ) que sirvió a su vez de fundamentación de las iniciativas. Riestra cuestionó que ambas leyes delegan instrumentos de promoción sin saber a qué tipo de empresarios y advirtió sobre la explotación de tierras para obtener soja y maíz para transformarlos en biocombustibles. El rol de la Argentina Mascheroni, en cambio, puso en dudas las ventajas ambientales de los biocombustibles con respecto a los combustibles fósiles y aseguró que los centros de poder asignan a América Latina y África el rol en la economía mundial basada en la agro industria. Cuestionó, además, que el Estado subsidie la investigación y la producción de este tipo de combustible para que sea exportado como negocio por sectores privados a Europa y que se habilite el cobro de una tasa en las boletas de la EPE para destinarlas a los proyectos de investigación que terminarán en la extensión de la frontera agrícola. A su turno, Brignoni también cuestionó que el Estado cobre una tasa para subsidiar a Soros y reclamó otro tipo de políticas de promoción desde el Estado. "Discrepo con este modelo de subsidio que no tiene dinero para ayudar a SanCor pero sí para subsidiar a empresas extranjeras", afirmó. En cambio, Kilibarda cuestionó a sus pares de la oposición no actuar con honestidad. "Parece que esta ley está hecha para subsidiar a empresas monopólicas y no es así", aseguró. Entonces, aclaró que no es únicamente para promocionar biodiésel, detalló que las exenciones tributarias tienen límites establecidos en el presupuesto de cada año, que el fondo que surgirá de las boletas de la EPE debe tener destino específico en cada presupuesto y que se fijan prioridades, especialmente al capital local, para la entrega de esos subsidios. "¿Por qué vamos a desaprovechar la oportunidad que generan los científicos de nuestras universidades? No es cierto que para hacer biodiésel se necesiten derribar los bosques. A veces, reclaman porque el Estado es bobo y ahora que tiene participación para desarrollar políticas son quejosos", les reprochó. En el medio de ambas posturas, el socialista Sergio Liberatti explicó el apoyo en general a ambos temas y observaciones en particular a dos artículos de una norma y el demoprogresista Héctor Jullier aseguró que las leyes van a incentivar la siembra y sobreexplotación de la tierra. Las dos leyes Ya el Senado había votado ambos proyectos en la misma fecha en el recinto y la historia se repitió en el tratamiento en comisiones y en el propio recinto de Diputados. La ley que dispone un régimen promocional para la investigación, desarrollo, generación, producción y uso de productos relacionados con las energías renovables no convencionales comprende a las energías renovables contenidas en la ley 12.503, biogas y biocombustibles. En aquella ley se incluyen la solar fotovoltaica, solar térmica, solar pasiva, eólica de alta potencia, de baja potencia, biomasa, geotérmica y mini hidráulica. En otros artículos, fija las condiciones para aprobar los proyectos de radicación industrial que pasan por instalarse en territorio provincial, propiedad de emprendedores, sociedades comerciales, privadas, públicas o mixtas, constituidas en el país, habilitadas por la autoridad de aplicación con exclusividad para el desarrollo de la actividad promocionada, entre otros puntos. Esas firmas gozarán de beneficios impositivos por quince años, comprendiendo Ingresos Brutos, Sellos, Inmobiliario y Patente, aunque con cupo fiscal anual. Además, crea un cargo de 20 centavos, ajuste dado por la variación del precio de la tarifa eléctrica, en boletas de la EPE, por usuario del sistema eléctrico, para la promoción y la financiación de proyectos de producción de energías renovables. La otra ley sancionada dispone la adhesión de la provincia a la ley N° 26.093 que es el régimen de regulación y promoción para la producción y uso sustentable de biocombustibles con el compromiso del Poder Ejecutivo de informar anualmente a la Legislatura sobre las actuaciones realizadas, sujetos intervinientes, proyectos con beneficios promocionales y todo lo que haga al efectivo control del desarrollo de la actividad. Una experiencia en Venado Tuerto Como se sabe, en el departamento General López existe un programa público y privado para el desarrollo y utilización de las energías alternativas. A pedido del Jardín de Infantes N° 56, con el patrocinio del gobierno comunal de Murphy, se instaló una cocina solar donde se concretaron distintas pruebas. Por ejemplo, en un día soleado pero ventoso, la papas fritas demoraron 32 minutos en hacerse; la colita de cuadril al horno, 1.10 horas; los zapallitos rellenos, 30 minutos y las hamburguesas caseras, 15 minutos. La historia comienza cuando la firma Bimhe SH -una empresa familiar radicada en el parque industrial La Victoria (Venado Tuerto)- desarrolló la cocina solar LMB, producto en el que adoptó los mejores parámetros para que se pudiera cocinar con óptimos resultados, utilizando el Set de Cacerolas Essen, también fabricadas en la cabecera del departamento General López. Según informó el profesor Lorenzo Pérez, del Área de Energías Renovables y Sostenibilidad de la municipalidad de Venado Tuerto, la cocina solar está fabricada con una parábola de 1,2 metros en el diámetro, la cual refleja los rayos solares y los concentra en lo que se denomina "punto focal". Este se encuentra en el centro de dicha parábola y no supera los 5 centímetros de diámetro. Este punto coincide con la base de la cacerola, la cual está sostenida por un soporte fabricado a tal efecto. El funcionario explica que el punto focal está desplazado unos 30 centímetros de la base de la parábola. Esta, a su vez, está recubierta por una superficie espejada y por un recubrimiento especial para optimizar la reflexión de los rayos solares. El efecto logrado es un punto focal que supera los 200 °C. "Con estas temperaturas de cocción, logramos la `pasteurización' de los alimentos", indica el Prof. Pérez. Todo el conjunto reflector descansa sobre un soporte de caño "extraliviano" el cual se puede plegar para transportar o ahorrar espacio. Cuenta con dos bujes partidos para poder girar la parábola hacia ambos lados. Este efecto es muy necesario porque al estar la tierra en pleno movimiento, se hace necesario que cada 15 minutos se reacomode la inclinación de la parábola para que el punto focal no pierda radiación. Mario Cáffaro

Dejá tu comentario