Santa Fe | Santa Fe | Identidad de género | Buenos Aires

Santa Fe quintuplica las operaciones de reafirmación de género del país

En 2018 más de 60 personas trans lo hicieron en la salud pública provincial mientras que en Buenos Aires solo hacen una por mes

Santa Fe quintuplica la media de operaciones mensuales de reafirmación de género. En 2018 más de 60 personas trans lo hicieron en la salud pública provincial mientras que en Buenos Aires solo hacen una por mes. La provincia, distinta a otras, asiste a 1.200 mujeres y hombres en terapias hormonales. Además, de las 850 personas que lograron el cambio de DNI desde la ley de Identidad de Género más de 500 acceden al sistema de salud público. Junto a la demanda por vivienda y trabajo, el bienestar y reconocimiento de la identidad a la hora de entrar al médico son las principales demandas de esa parte del colectivo LGBTI.

La provincia asesoró a las autoridades bonaerenses para implementar estas políticas integrales, pero nunca las pusieron en marcha. “Nunca tuvieron la voluntad”, explicó a El Ciudadano, el subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual, Esteban Paulón.

Santa Fe es una de las provincias más innovadoras en cuanto a políticas de inclusión trans del país. En la parte pública ofrece operaciones de afirmación de género, servicios de terapia hormonal, programas de inclusión laboral y becas educativas, entre otras iniciativas. Las operaciones sólo son garantizadas por la salud pública de otros dos distritos: Ciudad de Buenos Aires y provincia. La diferencia es que en esos lugares sólo pueden optar por una intervención: afirmación de género, vaginoplastía, mastectomía o implante mamario.

El colectivo trans santafesino es asistido por el Ministerio de Salud en los centros habilitados de Rosario, Santa Fe, Venado Tuerto, Las Parejas y Villa Ocampo, entre otras localidades. Hasta fines de 2017, más de 850 personas trans accedieron al reconocimiento registral en su documentación personal en toda la provincia, de las cuales más de 500 están adscriptas en diferentes servicios de salud. “Tanto en el ámbito privado como en el público, las personas trans tienen derecho a acceder a los tratamientos hormonales, las operaciones de cambio de sexo, los implantes mamarios y la vasectomía (esterilización masculina), entre otras prestaciones”, explicó Paulón.

Santa Fe cuenta con cuatro centros quirúrgicos en los que se practica diferentes operaciones de afirmación de género como en el hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, el Centenario, el Roque Sáenz Peña y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar). Paulón aseguró que actualmente un tratamiento hormonal es más económico que un pasaje de Rosario a Reconquista.

Para Paulón, uno de los desafíos es fortalecer el circuito de atención al sistema de salud del nivel primario. “Con acompañamiento y con cuestiones que tienen que ver con insumos y disponibilidad de quirófanos buscamos estrategias para ampliarlo. Entendiendo que actualmente la salud pública está más exigida a nivel nacional. Hay que mejorar el ritmo que se viene cumpliendo”, remarcó.

Paulón dijo que históricamente el colectivo trans tuvo inconvenientes para acceder al sistema de salud basado en la discriminación. “La ley de Identidad de Género es revolucionaria y significativa pero ninguna ley termina con la discriminación. Por eso hay que seguir luchando. Se hacen capacitaciones en los equipos locales para la atención de terapia hormonal, de identidad de género, pero no solo con los equipos médicos, también con los equipos de admisión y el personal administrativo. Hay que lograr que todos los eslabones involucrados en el proceso de atención primaria y de nivel hospitalario tengan una apertura”, remarcó.

De exportación

En 2018 el área Diversidad Sexual de la provincia junto con ONUSIDA –un programa de las Naciones Unidas destinado a coordinar las actividades de los distintos organismos especializados de la ONU en su lucha contra el sida– mantuvieron reuniones con autoridades de la provincia de Buenos Aires que estaban interesados en replicar las políticas santafesinas. Sin embargo, siempre según contó Paulón, no llegaron a buen puerto.

Relevamiento de situación

Este mes la Secretaria de Diversidad Sexual junto al Instituto Provincial de Estadísticas y Censo (Ipec) harán la primera encuesta trans para reconocer las condiciones de vida, acceso a derechos y políticas públicas de quienes ya tienen su documento. “Nos va a permitir conocer en profundidad los contextos de vida y exclusión. La idea es brindar una respuesta integral a la compleja situación que viven mujeres y hombres trans”, subrayó Paulón.

Educación plena

“En la escuela podes ser” es un programa de becas destinado a personas del colectivo trans para que retomen sus estudios primarios, secundarios y terciarios. Empezó en 2017 y ya participaron 124 personas de 35 localidades. “Aumentaron las inscripciones y se extendieron las localidades”, subrayó Paulón. Según sus estadísticas, el 73 por ciento de la comunidad LGTBI no finaliza los niveles de estudios básicos, es decir, ni la primaria ni la secundaria. “Una de las formas de inclusión es facilitarle que terminen sus estudios y puedan ingresar a la administración pública, entre otras oportunidades laborales”, dijo el funcionario.

Desde 2017 la Subsecretaria implementa un servicio provincial de atención a las infancias trans para atender a niños y niñas trans y a sus familias. El objetivo es acompañar bajo el lema “infancias felices y libres de discriminación”. El equipo interdisciplinario tiene atención en Rosario y Santa Fe, en conjunto con los servicios locales en los municipios y comunas del resto de la provincia.

FUENTE: El Ciudadano

Dejá tu comentario