Sabta Fe conectada
Santa Fe | fiestas clandestinas | Santa Fe | policiales

Se desactivaron varias fiestas clandestinas

En distintas localidades de Santa Fe la Policía desactivó una serie de fiestas clandestinas, de las cuales en una de ellas había 300 personas.

En distintas localidades de Santa Fe la Policía desactivó varias fiestas clandestinas, de las cuales una de ellas contaba con 300 personas.

En un galpón en la calle Alberdi esquina Mitre dentro del Departamento Caseros, agentes de la Comisaría 4ta de Chabás se acercaron para terminar con la reunión social luego de haber detectado música alta y una cantidad importante de gente, que en total eran alrededor de 300 personas.

Sin embargo, su labor no fue fácil debido a que los presentes empezaron arrojándoles piedras, de modo tal que dañaron el móvil policial.

En el marco del Operativo Verano Seguro, los efectivos arribaron a un domicilio de Villa Gobernador Gálvez, en donde se desarrollaba una fiesta clandestina con más de 50 personas.

En una vivienda de Helvecia, los uniformados de la Comisaría 1ra del Cuerpo Guardia de Infantería y la Patrulla Urbana de la Unidad Regional VII desactivaron un evento en el que participaban 30 personas y se identificó a la dueña del lugar.

En la ciudad de San Cristobal, en una casa ubicada en Cochabamba al 1900 había 12 personas realizando una reunión social.

En Vera, más precisamente en un domicilio en Rivadavia al 2500, la policía se encontró con una fiesta en la que había 34 personas mayores y cinco menores. Luego procedieron a secuestrar una lámpara led con efectos luminosos, un parlante amplificador, bebidas alcohólicas y 12 motos.

En Las Parejas los efectivos policiales intervinieron en una reunión de 20 personas que estaban festejando un cumpleaños. A su vez, en RN N°178 se detectó varios vehículos estacionados, pero ante la presencia de los uniformados, las personas de allí huyeron a bordo de sus vehículos.

Personal de Comando Radioeléctrico de la ciudad de Gálvez llegaron a una casa de la calle Pasteur y advirtieron una fiesta clandestina, que derivó en el traslado de 23 menores de edad y el secuestro de una moto. Además, se aprehendió a la dueña de la casa, una mujer de 42 años.

Para más información: Santa Fe: 45 guardavidas vuelven a trabajar

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario