Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | Redes Sociales | Twitter

Se filtró un video sexual de Duki en redes sociales

Se difundió material privado del intérprete de trap Duki en las redes sociales y el polémico youtuber Yao Cabrera lo acusa de abuso sexual.

Se filtró un video íntimo del artista de trap Duki masturbándose, lo que rápidamente causó conmoción y se viralizó en las redes sociales.

La grabación muestra al músico de 23 años sacudiendo y frotando su miembro frente a un espejo, mientras gime muy cerca del micrófono de su celular, y a raíz de su vestimenta -un pantalón a rayas y un buzo de color naranja fosforescente que le han sido vistos en fotografías de su cuenta de Instagram-, y los tatuajes que posee en su rostro y en sus manos, centenares de fanáticos y seguidores concluyeron en que él es el protagonista del material audiovisual.

Horas antes de la filtración, el youtuber Yao Cabrera había acusado al cantante de abuso sexual en Twitter, pero luego borró los comentarios. Sin embargo, la captura de los mismos comenzó a circular y provocó repercusión y críticas. “Ser famoso no te permite abusar de una chica de 15. Pasaste todos tus límites y en este video queda demostrado. Es injusto que quieran ocultar algo que pasó, estamos hablando de una menor de edad. Dejen su fanatismo de lado y miren los videos”, escribió el uruguayo, quien difundió en esos posteos la grabación XXX del trapero.

La enemistas entre el ídolo juvenil y el creador de contenido para Youtube viene de hace rato, e incluso en una oportunidad el intérprete de grandes éxitos como Rockstar y Goteo fue a buscar a Yao hasta su casa para enfrentarlo y pelear con él. Aquella vez, el novio de Brenda Asnicar se grabó en las afueras del edificio donde vive el youtuber al grito de “bajá, guacho, baja”.

Duki, cuyo verdadero nombre es Mauro Ezequiel Lombardo, aún no se expresó al respecto, pero se ha sumado a la larga lista de famosos argentinos cuya intimidad fue vulnerada, donde hay nombres de todo rubro artístico.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario