Dengue
Internacionales | China | Coronavirus | Cuarentena | Estados Unidos | Progreso

Según especialistas estadounidenses el COVID-19 es mas virulento de lo que se pensaba

Especialistas del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidense lo aseguraron mediante cálculos precisos.

En un nuevo informe del Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos especialistas advirtieron el alto contagio y rápida propagación del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2., agente causante del nuevo brote que azota al mundo.

Las estimaciones iniciales que grafican el brote en Wuhan, China -donde se originó todo- sugirieron una duplicación de la capacidad de contagio del SARS-CoV-2 en relación a lo que se creía originalmente

El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2) es el agente etiológico del brote actual de rápida propagación del nuevo COVID-19. Inicialmente, el Comité de Salud Municipal de Wuhan informó a la Organización Mundial de la Salud de 41 casos de "neumonía de etiología desconocida" a fines de diciembre de 2019. El 8 de enero de 2020, se identificó el patógeno y se informó de la transmisión de persona a persona poco después. Para el 21 de enero, la mayoría de las provincias de China habían reportado casos de COVID-19. Para el 16 de marzo, el brote había provocado 170.000 casos confirmados en total y 6.500 muertes en todo el mundo. En un período de 3 meses, un brote de neumonía idiopática aparente se había convertido en la pandemia de COVID-19.

Para establecer esta conclusión, el CDC diseñó enfoques matemáticos para medir el progreso infeccioso de la enfermedad en la región de origen. Además, se arrojaron datos esclarecedores que aseguran la efectividad del rastreo de contactos, la cuarentena y los primeros esfuerzos de distanciamiento social para detener la transmisión del virus.

Las cifras iniciales que señalaron una tasa de crecimiento exponencial del coronavirus se descubrieron el pasado el 4 de enero de 2020, cuando la curva epidémica mostró una elevación mayor, usando como referencia datos de vuelos internacionales y personas infectadas informadas fuera de China.

Para ello se compararon el número de personas que viajan al extranjero con el tamaño total de la población en Wuhan. Un enfoque que, pese a justificadas incertidumbres, puede darse por correcto si se ven las dramáticas tasas de fallecidos en todo el mundo.

Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario