Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | Redes Sociales | Cuarentena | Facebook | Lomas de Zamora | WhatsApp

"Seño" picante: "Si querés más videítos, pedile a tu marido que le mandé"

Una maestra de primaria de un colegio de Lomas de Zamora hizo una curiosa publicación en redes sociales.

Una profesora de matemática de tercer grado en una escuela de Lomas de Zamora se grabó a pedido de las madres de sus alumnos y así responder las dudas sobre una tarea, pero la filmación enfureció a las mujeres: “Si vos querés que yo te mande otro videíto, pedile a tu marido que ya le mandé muchos”, contestó la docente en el video, al que tuvo acceso La Opinión Austral.

Todo comenzó con un posteo de Facebook en que varias madres de los alumnos del colegio Inmaculada Concepción, de la mencionada localidad bonaerense, afirmaron tener dificultades para resolver los ejercicios. “Hola, seño. Hicimos la multiplicación y pintamos, pero no queda del todo claro”, escribió. “Me pasa lo mismo, con las sumas y restas”, agregó otra. “¡Hola! Me sumo al pedido”, siguieron.

Minutos después de leer la interminable lista de mensajes, la “seño” Daniela Catelli apoyó su celular en una mesa ratona, se acomodó, miró fijo a cámara y empezó. “¿Ustedes querían el video? ¿A ver, mamis? Llamen a los chicos”, dijo notablemente molesta y continuó. “Les voy a explicar la multiplicación ¡Ay! ¡cuánto los extraño!”, expresó con sarcasmo.

Luego de explicar ya aparentemente desequilibrada por la furia contenida, Daniela se agachó, colocó las rodillas en el piso, como ‘poniéndose a la altura’ y preguntó. “¿Entendieron? Bueno, ahora llámenla a mamá. Vayan, vayan a hacer la tarea que yo sigo con mami”.

“Ya les expliqué. Los chicos son una luz. Entienden rapidísimo”, aseguró con cierto desprecio mientras se acercaba lentamente a la cámara. “Si vos querés que yo te mande otro videíto, pedile a tu marido que ya le mandé muchos”.

Las imágenes que enfurecieron a las "mamis" corrieron como reguero de pólvora por los grupos de WhatsApp. ¿Qué fue lo que hizo delirar de rabia a la "seño"? Las conjeturas eran muchas, pero no había certezas.

Los más comprensivos creían que Daniela se había hartado de las reiteradas consultas que llegaban a su teléfono desde el día uno de la cuarentena. Otros, los más fastidiados por el escándalo, pensaron que “algo” le había pasado durante el encierro.

FUENTE: Crónica - La Opinión Austral

Dejá tu comentario