de pie
Actualidad | sequedad vaginal

Sexo: Cómo hacerle frente a la sequedad vaginal

Por cambios hormonales o el uso de anticonceptivos durante la juventud, y por la caída abrupta de estrógenos durante y después de la menopausia, la sequedad vaginal es una realidad que enfrentamos muchas mujeres. Cómo combatir la sequedad vaginal.

Forma parte de “esos” temas de los que, en general, no se habla, por vergüenza o pudor. Aunque se trata de un proceso totalmente natural, solo una de cada cuatro mujeres consulta al médico sobre sequedad vaginal. Y, uno de cada cinco especialistas plantean el tema cuando la consulta es por otra cuestión. Esta situación también explica por qué de eso no se habla.

¿De qué se trata exactamente? “La sequedad vaginal es la pérdida de lubricación natural del tejido de la vagina, aunque hay que diferenciar la sequedad circunstancial de la mujer joven de la sequedad vaginal de la mujer menopáusica”, explica la Dra. Sandra Magirena, médica especialista en Ginecología y Sexóloga (@consultoriomagirena).Con fuerte implicancia a nivel psicológico para quienes viven esta situación, vale hacer algunas aclaraciones, porque no es lo mismo sequedad que falta de excitación.

Te puede interesar: Disforia postcoital: la tristeza después del sexo

El estrés, la falta de motivación sexual con la pareja, la poca o insuficiente estimulación, dibujan un círculo de vagina-que-no-se-lubrica. Esto, no es sequedad vaginal, es falta de excitación. Otras veces, algunos medicamentos o las pastillas anticonceptivas pueden provocar sequedad vaginal, y es cuando hay que consultar con una o un profesional.

Nuevos aliados

Sin embargo la sequedad vaginal de la postmenopausia tiene otro origen, está íntimamente ligada a la caida de los estrógenos y a las modificaciones del PH vaginal. Acá, sí, es necesario hacer prevencion y, a veces, también un tratamiento específico.

“Es importante consultar, porque la falta de lubricacion produce dolor y el dolor quita el deseo, afecta notablemente la vida sexual. La realidad es que las mujeres consultan poco, a veces les cuesta adherir al tratamiento o a los cuidados recomendados y, otras veces, el médico/médica no lo pregunta en la historia clínica”, dice la especialista.

Llegados a este punto, en tiempos de menopausia, hay que prevenir más que curar. Aquí es donde entran en juego diferentes alternativas.

Te puede interesar: ¿Se puede ser alérgico al sexo?

Según recomienda la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia “para síntomas como la sequedad vaginal o la dispareunia asociada con atrofia vaginal, la primera línea de tratamiento son los hidratantes y lubricantes vaginales”.

En la misma línea, la Dra. Magirena sostiene que el uso diario de hidratantes o geles vaginales más la aplicación de masajes (manuales, con juguetes o con el pene del compañero) semanales son una excelente opción. “Además, luego de la menopausia, también se puede suplementar con óvulos de promestriene que indicará el ginecólogo”, agrega.

Tal como sostienen los especialistas, existen productos de uso íntimo, desarrollados específicamente para mitigar la sequedad vaginal.

La gran novedad son los productos de última generación formulados con ácido hialurónico, sí, el mismo cuyas bondades ya conocemos para mitigar arrugas y recuperar la vitalidad de la piel. “Los geles con ácido hialurónico son de indicación diaria, es como el que te pones en la cara para mitigar arrugas. Es un excelente regenerador del tejido conectivo. Además, tiene propiedad de retener agua por lo tanto humecta el epitelio vaginal y tiene efecto relleno, como el de la cara”, añade la ginecóloga.

FUENTE: marieclaire.perfil.com
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario