Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | relaciones sexuales | Sexo | menopausia

Sexo en menopausia, todo lo que tenés que saber

Los niveles de estrógeno caen dramáticamente a partir de que comienza la menopausia y el apetito sexual puede verse afectado.

¿Por qué el sexo después de la menopausia no es igual? Uno de los primeros efectos que puedes notar, es la pérdida del apetito sexual. Esto se debe a que los niveles de estrógeno caen dramáticamente a partir de que comienza la menopausia (cuando no has tenido un ciclo menstrual en 12 meses) y en los años previos, llamado perimenopausia.

Este cambio puede disminuir el deseo y dificultar que te excites. También puede hacer que el canal vaginal sea menos elástico y hacerte experimentar resequedad, lo que se traduce en relaciones sexuales dolorosas o incómodas.

Además, con la edad es más probable que experimente problemas de salud. Las enfermedades y lesiones crónicas pueden agotar tu energía, causar dolor físico y cambiar la imagen corporal, lo cual también afecta el deseo sexual.

Te puede interesar: Coronasutra: El sexo seguro en época de COVID-19

Por otro lado, a medida que envejeces, la sangre llena tus genitales más lentamente a medida que te excitas, lo que significa que no tiene la misma sensibilidad y alcanzar el orgasmo lleva más tiempo.

En estos casos es necesaria una estimulación más directa e intensa del clítoris. “Hacer cosas como frotar y tocar en lugar de una penetración puede ser lo que más te guste en esta etapa de la vida”, dice Kraft.

Más de un tercio de las mujeres en perimenopausia, o que son posmenopáusicas, experimentan dificultades sexuales, desde falta de interés en el sexo hasta problemas para tener un orgasmo.

Un proceso natural

A pesar de lo que los medios de comunicación y los anuncios de medicamentos recetados nos hacen creer que las relaciones sexuales en los últimos años son igual o más placenteras que cuando se es joven, la realidad es que mientras más pasan los años, el sexo puede volverse menos placentero, por lo que es completamente normal y natural que bajes en ritmo con tu pareja y destinen su tiempo a solas para más actividades fuera del dormitorio.

Te puede interesar: La mejor hora para tener sexo según tu edad

Eso no significa que no vas a volver a tener intimidad con tu pareja, recuerda que la sexualidad es una necesidad física y emocional humana, así que siempre puedes recurrir a lubricantes, humectantes vaginales o medicamentos recetados para controlar los efectos de la menopausia y disfrutar esta nueva etapa.

“Alrededor de un tercio de las parejas a largo plazo no tienen relaciones sexuales o tienen relaciones sexuales solo ocasionalmente. Pero no necesariamente lo consideran un problema. Es justo donde sus relaciones han evolucionado”, explica Kraft. “Hacen otras cosas íntimas que disfrutan, como abrazarse, compartir una cama y reír juntos. Y son felices”.

Nada más importante que la comunicación

Comunicarte adecuadamente con tu pareja es la clave para establecer expectativas realistas sobre lo que pueden hacer sexualmente y lograr una buena intimidad a medida que envejecen.

“Vivir una vida saludable en general, tener buena energía, dormir lo suficiente, estar físicamente activo y comer bien, contribuirá en gran medida a ayudarlo a concentrarse y sentirse bien acerca de ser íntimos y sexuales”. apunta Kraft.

No olvides que la menopausia es un proceso natural por el que todas pasaremos tarde o temprano. No permitas que esta etapa te domine y controle tus emociones.

Si lo consideras necesario, puedes consultar a un médico, quien te ayudará con medicamento para controlar los síntomas, o a un terapeuta, para establecer una buena relación de pareja y vivir tu sexualidad con plenitud.

FUENTE: vanidades
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario