Distanciamiento 18 de junio 2020
Actualidad | Cuarentena | relaciones sexuales | Sexo

Sexo: Siete razones para ponerlo en práctica

El sexo un excelente aliado para la salud física y mental. Y además de que es una de las actividades más placenteras que conocemos, te dejamos siete razone para que lo pongas en práctica con más frecuencia.

Podemos coincidir que para tener sexo no hace falta conocer todos los beneficios que el mismo puede traer a nuestra salud tanto física como mental. Pero, por si la cuarentena, ha dejado el deseo de lado, te damos siete razones motivadoras para poner en práctica la sexualidad, en pareja o en solitario. Acá los motivos para que acciones:

  • Reduce el colesterol: como regla general, la actividad sexual regular puede reducir el nivel general de colesterol en el cuerpo, y específicamente puede ayudar a que exista un balance más saludable entre los niveles de colesterol bueno y malo de cada persona.
  • Aumenta la energía: no podemos olvidar que el sexo es un ejercicio físico, que tiende a ser bastante activo. Aún con la variación de intensidad que pudiera existir en cada relación sexual, existen beneficios a nivel cardiovascular, de flexibilidad, y de fortalecimiento muscular. Y estos beneficios, por supuesto, afectan directamente el impulso enérgico que vemos en personas que sostienen relaciones sexuales regulares (aproximadamente tres veces por semana). En las mujeres, la actividad sexual regular aumenta sus niveles hormonales, reduciendo así el riesgo de enfermedades coronarias. El sexo también tiene el beneficio añadido de mantener vital la genitalia femenina, lubricando y suavizando las paredes vaginales que con el tiempo y falta de uso, podrían atrofiarse.
  • Aumenta la oxigenación: al ser una actividad que estimula movimiento cardiovascular en el cuerpo, el sexo aumenta la cantidad de oxígeno que puede llegar a las células y, como consecuencia, potencia y optimiza la actividad de varios órganos y sistemas corporales. La actividad sexual también resulta en efectos antihistamínicos, aliviando al menos temporeramente, la congestión nasal.

Te puede interesar: ¿Qué le pasa a nuestro cuerpo si dejamos de tener sexo?

  • Es analgésico: la famosa excusa de que “Hoy no, mi amor… tengo dolor de cabeza” pierde total y absoluta validez ante los estudios que han encontrado que el sexo puede ayudar a disminuir dolores de cabeza, menstruales y pre-menstruales, y de las coyunturas (como la artritis). Esto sucede como consecuencia de las endorfinas liberadas por el cuerpo, que naturalmente alivian las sensaciones de dolor y, en ocasiones, pueden transformarlas en placer.
  • Protege la glándula prostática: los desórdenes prostáticos pueden ser causados (o podrían agravarse) como resultado de las mismas secreciones expedidas por la glándula prostática. La actividad sexual regular elimina estas secreciones, aliviando así dichos desórdenes. Además, las eyaculaciones frecuentes ayudan a mantener la próstata saludable y podrían evitar el agrandamiento prostático (muy común en hombres mayores de 50 años) y, eventualmente también, la incidencia de cáncer de la próstata para algunos hombres.

Te puede interesar: Coronasutra: El sexo seguro en época de COVID-19

  • Disminuye las tensiones, el estrés y ayuda a conciliar el sueño: la relajación y el estado de bienestar que se genera en el cuerpo luego de la actividad sexual tienen beneficios importantes para el estado anímico de la persona. Las relaciones de pareja también se ven positivamente afectadas, ya que existe un aumento en los niveles de oxitocina, una de las hormonas que precipita el deseo sexual. A mayores niveles de oxitocina en el cuerpo, mayor frecuencia de encuentros sexuales en la pareja. Y el sexo, ya sabemos, es un importante componente para mantener la intimidad emocional en pareja. Por otra parte, la relajación del cuerpo al concluir la actividad sexual nos permite conciliar el sueño más fácil y profundamente.
  • Suplemento y aumento hormonal: todo tipo de ejercicio físico tiene el beneficio de aumentar los niveles de testosterona en el cuerpo, tanto para hombres como para mujeres. Esta hormona ayuda a fortalecer los músculos y los huesos del cuerpo humano, y también es la principal hormona encargada de desatar el deseo sexual del ser humano. Otra hormona cuya producción aumenta significativamente como consecuencia de la actividad sexual es la DHEA. Esta hormona esteroide está asociada con un aumento en libido (es un andrógeno, como la testosterona), y hace las veces de antidepresivo natural.
FUENTE: universoalessandra.com
Salud y  Movimiento

Dejá tu comentario